Sánchez cierra el gobierno más ultra de la Unión Europea


El nuevo ejecutivo socialcomunista mantiene a dos cordobeses: Carmen Calvo y Luis Planas.

Carmen Calvo, en el Comité Provincial del PSOE.
Carmen Calvo, en el Comité Provincial del PSOE. /Foto. LVC
Iglesias y Garzón, ministros comunistas en el gobierno de Sánchez

El Presidente ha anunciado en comparecencia de prensa, sin preguntas como viene siendo habitual en el político socialista, los nuevos miembros del gobierno de coalición entre el PSOE y Podemos, que permitirá que representantes del Partido  Comunista  vuelvan al gobierno de España. Esta circunstancia solo se había producido con el gobierno del Frente Popular durante la Segunda República. 

En el mismo, continúan los dos cordobeses que acompañan al líder socialista desde la moción de censura a Rajoy.

La egabrense Carmen Calvo, sigue como vicepresidenta política, dirigiendo las carteras de Igualdad y  de Presidencia.

Doctora en  Derecho Constitucional por la Universidad  de Córdoba, inició su carrera política como independiente en el gobierno de la Junta de Andalucia de Manuel Chaves. Fue consejera de Cultura desde 1996 hasta que en 2004 la nombró ministra del mismo ramo el socialista Rodriguez Zapatero.

Calvo tiene como amenaza en su carrera política su participación en gobiernos de la Junta de Andalucia  que están siendo investigados judicialmente por la causa de los ERE, el mayor caso de corrupción de la política española con un saqueo del erario público superior a los 680 millones de euros.

El otro cordobés del ejecutivo social comunista es Luis Planas, que repite en la cartera de Agricultura.
Militante  socialista desde el 82, es licenciado en Derecho y Ciencias Económicas por la Universidad de Valencia. Ha sido diputado en el Congreso por Córdoba entre 1982 y 1987. Entre 2012 y 2013 fue nombrado consejero de Agricultura en el Gobierno de José Antonio Griñán. Al igual que a Calvo también está afectado por la resulta judicial del caso de los ERE.

Junto a ellos hasta 22 ministros, el mayor número de nuestra reciente historia democrática. Cuatro, incluyendo una vicepresidencia, han sido designados dentro de la cuota de la organización de extrema izquierda,  Podemos.

Sánchez ha destacado que al ser el primer Gobierno de coalición de la democracia española “tendrá que recorrer un camino nuevo que servirá de referencia al futuro”, pero ha recordado que con él la política española se sitúa en “la misma senda que la europea”, donde son más comunes los ejecutivos de coalición.

No obstante, ha omitido que en los gobiernos de coalición en Europa no suele haber presencia de partidos de extrema izquierda. Esto nos convierte en la excepción de la Unión Europea, al ser el único gobierno que cuenta entre sus ministros con miembros del Partido Comunista. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here