El Banco de Alimentos necesita voluntarios para clasificar la Gran Recogida

48

En Córdoba se recogieron casi 300.000 kilos de productos en unos 150 supermercados de toda la provincia

Clasificación de productos en el Banco de Alimentos.
Clasificación de productos en el Banco de Alimentos. /Foto: LVC

La dependencias del Banco de Alimentos de Córdoba, en Campo de San Antón, albergan los cerca de 300.000 kilos que son el fruto de la Gran Recogida llevada a cabo el pasado fin de semana en unos 150 supermercados y grandes superficies de la provincia. El resultado de esta operación necesita clasificarse para así estar preparado para su posterior reparto y para ello es necesaria mano de obra, por lo que desde el Banco de Alimentos se hace un llamamiento a los cordobeses para que participen de esta labor solidaria.

Clasificación de productos en el Banco de Alimentos.
Clasificación de productos en el Banco de Alimentos. /Foto: LVC

La Gran Recogida de este año ha logrado recoger en España, por tercer año consecutivo, 21 millones de kilos de alimentos no perecederos, pero también se han obtenido productos de mayor valor nutritivo para la cesta básica de donaciones. Pero todos esos alimentos, que ya están llegando a los almacenes del Banco de Alimentos, hay que clasificarlos en las próximas semanas. Esta tarea requiere la participación de voluntarios de clasificación, que ayudarán a repartir los alimentos por productos similares en bolsas de seis kilos para entregarlos posteriormente a las organizaciones beneficiarias con las que trabajamos, quienes finalmente los entregarán a las familias más necesitadas o los cocinarán en los comedores sociales a aquellas personas desfavorecidas que acudan a comer en sus instalaciones.
Por esto, para rematar esta Gran Recogida Anual de Alimentos 2019, se necesita seguir contando con la solidaridad ciudadana. Al igual que se tuvo la colaboración de los voluntarios durante la campaña, ahora se buscan voluntarios de clasificación. En la Gran Recogida se ha contado con el apoyo de los donantes y también con la colaboración de numerosas empresas, cooperativas del campo, fundaciones e instituciones públicas y privadas que han hecho donaciones en especie y que desarrollan apoyos de voluntariado corporativo, que en muchos casos lo extienden al voluntariado de clasificación, permitiendo que sus trabajadores realicen esa tarea en horario laboral o bien puedan realizarla, en los fines de semana, a título personal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here