¿Operación saqueo III?: de como se paga el segundo plazo de la compraventa y León sigue sin poner un euro.


En publicaciones anteriores hemos desgranado como,  según documentos a los que hemos tenido acceso de fuentes solventes, en el pacto de socios de Aglomerados Cordoba, otorgado en documento privado el 28 de diciembre de 2017 entre Grucal Propertis ( 49 %), propiedad de Jesús León, y Nanay Advisors ( 51%),perteneciente a la familia Oliver,  se establecía  de forma pormenorizada la estrategia y obligaciones entre las partes para financiar la adquisición de las acciones del CCF a través Aglomerados. 

Y que, según nos ha informado Joaquín Zulategui, Grucal Properties recompro a Nanay Advisors las acciones el día 19 de enero por el veto de González a Luis Oliver en la venta del CCF.

También hemos contado como las sociedades de Oliver y León ( Aglomerados Córdoba, GrucalProperties y Bitton Sport ) desembarcaron en el CCF con suculentos contratos de prestación de servicios firmados nada más firmar la compraventa a AZAVECO, que habían permitido obtener cuantiosas transferencias de fondos desde las arcas de la SAD.

Durante el mes de junio de 2018 y tras confirmarse el ascenso de categoría del Extremadura, sociedad cuya propiedad atribuyen en diferentes medios a Luis Oliver a través de testaferros, se inició un enfriamiento en las relaciones entre los dos “socios” que culminó con la imposibilidad de Aglomerados de cumplir lo pactado con Azaveco y el anuncio público de la rescisión de los contratos de servicios con Oliver y su entorno ( Zulategui ), cuya liquidación se produjo en fechas posteriores, 17 de julio.

El impago de los pagares entregados por el CCF a Bitton, en cumplimiento de ese acuerdo de rescisión, llevó a la empresa de Oliver a interponer demanda ejecutiva cambiaria por 1,8 millones de euros, con el resultado del embargo de las cuentas y derechos del CCF en julios de 2019.

Volviendo al verano de 2018, el 1 de julio Aglomerados debía haber abonado un pagaré por importe de 2.500.000 € que fue devuelto por falta de saldo el día 3 de julio.

Ante el incumplimiento, León consigue renegociar las condiciones de pago del contrato con AZAVECO en escritura pública nº de protocolo 1939/2018 de 31 de julio, estableciéndose otros plazos y recogiéndose que antes de esta firma Aglomerados ha abonado 2.000.000 € .

Estas cantidades salieron supuestamente del propio CCF, un millón, y de un prestamista que entregó a sociedades de León otro millón.

La salida, presuntamente indebida, del millón de euros está siendo investigada por el juzgado de instrucción número 5 de nuestra capital a raíz de denuncia del exsecretario del consejo, Joaquín Zulategui.

La Voz a tenido acceso a documentación que podría justificar la trazabilidad de los fondos que se utilizaron para estos pagos.

Movimientos cuenta Aglomerados

El primer millón  podría haber salido de la cuenta del CCF en el Banco de Santander el 4 de julio de 2018 con destino a la cuenta de Grucal Properties en el Banco Popular. De esa cuenta, y según los documentos que hemos conocido, se autorizaron tres transferencias que llegaron a la cuenta de Aglomerados Córdoba el 11 de julio por importe de 790.000 €, 130.000 € y 20.000 €.  Lo que junto a otras dos transferencias provenientes de ARGONSA, propiedad de un hermano de León, habría permitido atender ese mismo día el cheque de un millón de euros entregado a AZAVECO.

Curiosamente en las cuentas del CCF aparece un asiento por un pago a ARGONSA   el 8 de agosto de 2018, por importe de 120.000 €,  y como concepto “Acopio material obra tiendas“.

Para el pago del segundo millón supuestamente se acudió a un préstamo con la sociedad Aceites García de La Cruz, SL: Por documentación a la que ha podido acceder La Voz de Córdoba el día 20 de julio de 2018 se ingresaron en la cuenta de Aglomerados tres cheques por importes de 400.000 €, 400.000 € y 200.000 € cada uno, emitidos por la referida sociedad aceitera.

Además, el día 19 de julio se protocolizó en la notaria de D. Alberto Martínez Caldevila un reconocimiento de deuda de Jesús León con la empresa Aceites García de La Cruz, SL.

Por último,  se había pactado en la renegociación de plazos que, antes del 31 de julio, Aglomerados debía abonar otros 500.000 €. Según nuestras fuentes esta cantidad fue prestada por  Carlos José Sánchez Blanco a través de las empresas Le Petit Charles, una transferencia de 60.000 € el 31 de julio y Tuesday Sports, SL  un cheque de 440.000 € el 1 de agosto.

El 30 de julio se protocolizaría en la notaria de D. José María Manzano Gómez préstamo del Sr. Sanchez Blanco a Jesús León como representante de Aglomerados Córdoba.

Sin embargo, esta renegociación de león en solitario fue el principio de la guerra con Oliver y Zulategui.

A pesar de que León liquidó formalmente  su deuda con Oliver, como hemos acreditado en las informaciones de la Voz de Córdoba, por el contrato suscrito inicialmente con Sitnosport,SL ( después cedido a Bitton), aunque luego ha incumplido los pagos,   Zulategui inicio una campaña de hostigamiento al montoreño hasta ratificar el pasado 10 de abril la denuncia presentada ante el Juzgado de Instrucción número 5 de Córdoba contra Jesús León por apropiación indebida  de fondos del CCF por importe superior a 1.600.000 €.

A pesar de todo ello, El actual letrado del CCF, Enrique Rodríguez Zarza, informó esta semana en rueda de prensa que en aquella liquidación entre León y Oliver, este último “ está malinterpretando una deuda de Jesús león con una deuda del Córdoba”  y que cuando “veo que hay cosas sospechosas no las pago” porque considera que esa cantidad es una cifra elevada para un director deportivo”.

Esa afirmación del actual secretario del Consejo del CCF ¿ supone que con la liquidación firmada por león el 17 de julio de 2018 lo que estaba haciendo era cancelar la deuda de Aglomerados con Bitton por el préstamo para adquirir el CCF de manos de AZAVECO? ¿Entonces el contrato entre el CCF y Sitnosport,SL era una negocio simulado que en realidad servía para pagar las deudas de Aglomerados con las empresas de Oliver ?

 

Escritura que recoge la supuesta liquidación con Bitton Sports firmada por Oliver

Y otra cuestión que se plantea es  qué  valor jurídico tiene la intervención y firma de  Oliver en todos estos negocios jurídicos si esta  inhabilitado para gestionar negocios ajenos,  y a representar a Sociedades, durante  15 años desde que le condenó el juzgado de lo mercantil número uno de Sevilla en sentencia de 20 de mayo de 2016, entre otros hechos por cargar a las cuentas del Real Betis “ servicios que la entidad no necesitaba y que sólo respondían a su interés directo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here