Cuando a Pedro García se le atragantó el pollo frito


Kentucky Fried Chicken./Foto: BJ
Kentucky Fried Chicken./Foto: BJ

El Kentucky Fried Chicken (KFC) abría sus puertas este verano. Curiosamente el afamado establecimiento, cuya especialidad es el pollo frito estuvo tres años esperando la licencia de obras, coincidiendo con el periodo en que Pedro García estuvo al frente de la Gerencia Municipal de Urbanismo. Tras el parón, en el último suspiro de la anterior legislatura se daba luz verde a un establecimiento que ha hecho las delicias de numerosos cordobeses.

Tras desbloquearse la situación, a finales de 2018, el edificio que albergaba la antigua oficina de Cajasur, ya luce con la imagen corporativa de la cadena de comida rápida. Por lo que los cordobeses ya disfrutan de los productos que ofrece KFC. Además de los productos relacionados con el pollo, la llegada del Kentucky ha propiciado un buen número de empleos.

Y es que, cabe recordar que, la inversión prevista en KFC por la concesionaria, Restaurantes Temáticos del Sur SL, para este establecimiento cordobés era de 1,5 millones de euros y contará con una plantilla de alrededor de 40 personas. El edificio ha aprovechado la estructura de la antigua oficina bancaria, luego sede de la Hermandad de la Sagrada Familia, y los coches pueden recoger sus pedidos, tal y como sucede en la hamburguesería situada a escasos metros en la misma avenida. Mientras que en Poniente abrirá otra de la misma marca en fechas próximas.

A García se le atragantó el pollo frito como también lo hizo la Normal de Magisterio y otros proyectos que quedaron empolvados en el cajón de la GMU.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here