La mano que mece la cuna con la memoria histórica en el PSOE


Ruiz “no pretende conocer la historia, sino trastocarla, modificarla a su antojo e impedir a los cordobeses que puedan interpretarla, según sus propias vivencias”

PSOE enmiendas
Antonio Ruiz./Foto: BJ
PSOE
Antonio Ruiz./Foto: BJ

El portavoz de Vox en la Diputación de Córdoba, Rafael Saco, se ha hecho eco de unas declaraciones del presidente de la institución provincial, el líder del PSOE cordobés, Antonio Ruiz. El representante de Vox ha recordado que Ruiz anunciaba -la semana pasada- “la oposición de la Diputación a las políticas de la Junta, más concretamente, las relativas a memoria histórica”.

Un hecho que, para Saco, “nos resulta cuanto menos sorprendente que alguien, a quien se le llena la boca continuamente de la necesidad de la cooperación entre las distintas administraciones para afrontar los retos que tiene por delante la provincia de Córdoba, anuncie tan alegremente que va a llevar a ambas instituciones a este choque ideológico”.

Saco ha proseguido afeando la actitud del socialista Ruiz, al asegurar que “no pretende conocer la historia, sino trastocarla, modificarla a su antojo e impedir a los cordobeses que puedan interpretarla, según sus propias vivencias”. De tal modo que ha calificado al líder del PSOE como una especie de “policía del pensamiento, que nos transmite la posverdad que la izquierda y la ultra izquierda quieren imponer”.

El portavoz de Vox ha introducido un matiz significativo, cuando ha asegurado que “detrás de esta iniciativa, nosotros vemos la mano de Susana Díaz, que se aferra a las seis diputaciones controladas por el PSOE en Andalucía, primero como bastión para sus luchas internas como partido, y luego para hacer frente a unos supuestos recortes de la Junta, segíun denuncio ella hace unos meses”. Saco ha ido más allá, al afirmar que “también está la mano de sus socios de gobierno en la Diputación de Izquierda Unida”.

A ello hay que sumar que Saco ha insistido en que “a la izquierda y a la ultra izquierda siempre le ha venido muy bien la táctica de generar enfrentamiento”. Y ha recordado las palabras de José Luis Rodríguez Zapatero en un off de récord, asegurando que “les interesaba que hubiera tensión”. Por lo que, a juicio del responsable de Vox, “su táctica es generar un problema y, a la vez, presentarse como los únicos capaces de solucionarlo. Cosa que nunca sucede, pero que mientras tanto les sirve para regar con subvenciones a las diferentes observaciones, institutos y observatorios que se crean para estudiarlo”.

Ante lo que ha destacado que, “en Vox, respetamos la historia de España y por supuesto no la condenamos, sino que la asumimos. La que nos gusta y la que no nos gusta”. En este sentido, ha recalcado que lo que “condenamos es una ley totalitaria que quiere arrebatar a los españoles la libertad para opinar de su propia historia”. Y ha añadido que se parte de “una falsa premisa, ya que la memoria no puede ser colectiva, sino individual”.

Y ha animado a Ruiz a que deje a los historiadores estudiar la historia y “no reinterpretarla unos partidos que señalan a buenos y malos y obligan a toda la sociedad a comulgar con esa interpretación”. Mientras que lo ha acusado de romper el consenso de la Transición y buscar el “enfrentamiento”, para obtener “réditos políticos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here