Avanza el anteproyecto de Ordenanzas sin tener aún el respaldo de Vox


Badanelli pide a Bellido que cumpla con lo prometido en campaña y que la rebaja fiscal llegue a los 15 millones

El alcalde y el teniente de alcalde de Hacienda, en la presentación de las ordenanzas fiscales. / Foto: LVC

El gobierno municipal somete hoy a la aprobación de la Junta Local de Gobierno el anteproyecto de Ordenanzas Fiscales para 2020, con lo que se da un paso más en el expediente que regulará el año próximo los impuestos y tasas municipales, aunque con la incertidumbre de que su aprobación está aún en el aire al no contar aún con el compromiso del respaldo de Vox, imprescindible para obtener la luz verde.

alcalde 1
El alcalde y el teniente de alcalde de Hacienda, en la presentación de las ordenanzas fiscales. / Foto: LVC

La portavoz de esta última formación, Paula Badanelli, ha señalado que no ha habido movimiento alguno en las últimas horas. “Presentamos nuestra propuesta y el PP nos presentó una propuesta que no nos satisfizo”, ha explicado. Además, desde Vox le piden al alcalde que cumpla con lo prometido en campaña, cuando dijo que la rebaja fiscal sería de 15 millones de euros “y ahora dice que son cuatro millones”.

Tanto PP como Ciudadanos no esperan gran cosa del resto de grupos municipales, sobre todo de PSOE y de IU, ya que ambos, durante el anterior mandato municipal, no sólo no negociaron las Ordenanzas Fiscales con la oposición sino que además rechazaban sistemáticamente todas las alegaciones que presentaban.

El documento de Ordenanzas Fiscales para 2020 se conoce en sus líneas fundamentales. En la presentación del mismo se destacó que supondrá un ahorro de seis millones de euros al bolsillo de los cordobeses, para así devolver el esfuerzo realizado durante los años de la crisis. 

Además, destaca la bajada del 2,5 por ciento al impuesto de vehículos, que también afecta a todos los cordobeses, y el de plusvalías bajará para bonificar el impacto de la subida del Catastro que ha aplicado el Gobierno central. Así, como estaba anunciado, el IBI se congelará, y el de rústica bajará un tres por ciento.

La tasa de licencias y de aperturas tendrá un descenso del 15 por ciento “para que no sea tan gravosa la apertura de un establecimientos pequeñito, para revitalizar los barrios y aliviar este coste”, según Salvador Fuentes.

Además, en esta propuesta de Ordenanzas Fiscales se prevé una bajada del 6,25 por ciento para las licencias urbanísticas y del 8,8 para el ICIO con la finalidad de “abaratar el coste de la actividad urbanística”, con el anuncio de seguir bajando medio punto cada año.