Cáritas Andalucía exige coherencia a la Junta


Desde ayer, solo tres de los ocho mayores que traslada la Junta a centros públicos han accedido a marcharse

El delegado de Cáritas Diocesana de Córdoba, Manuel María Hinojosa Petit, con los mayores./Foto: Diócesis de Córdoba
El delegado de Cáritas Diocesana de Córdoba, Manuel María Hinojosa Petit, con los mayores./Foto: Diócesis de Córdoba
El delegado de Cáritas Diocesana de Córdoba, Manuel María Hinojosa Petit, con los mayores./Foto: Diócesis de Córdoba
El delegado de Cáritas Diocesana de Córdoba, Manuel María Hinojosa Petit, con los mayores./Foto: Diócesis de Córdoba

Cáritas Regional de Andalucía ha pedido a la Junta que reconsidere la decisión de suprimir el concierto de 14 plazas que mantiene hasta el momento con la residencia-hogar de mayores San Pablo de Córdoba. La entidad afirma que esta decisión se ha tomado sin tener en cuenta a los residentes, a Cáritas y a los trabajadores del centro.

Como ha indicado la Diócesis, durante esta mañana, la Junta tenía previsto trasladar a otros cuatro residentes y solo uno ha consentido su reubicación en un centro público. Ayer, de los cuatro traslados previstos por la Delegación Territorial de Igualdad de la Junta de Andalucía, solo se realizaron dos.

Ante la negativa de los residentes al traslado propuesto por la Junta de Andalucía, el presidente de la Cáritas andaluza, Mariano Pérez de Ayala, afirma que no será la entidad quien los eche de allí y que corresponde a la misma Consejería ejecutar sus decisiones. “Estas personas merecen que se las tenga en cuenta, ellos no quieren irse y nosotros no los vamos a echar”, ha afirmado.

Asimismo, Pérez de Ayala ha añadido que esta medida “supone además un grave peligro para la continuidad de la residencia”, ya que los centros de mayores gestionados por Cáritas atienden principalmente a personas sin recursos o ingresos muy precarios. “Hacemos una labor social y cubrimos necesidades que debería paliar la Administración. Si además nos retiran las escasas ayudas públicas se pone en riesgo la atención a este colectivo”.

El Hogar Residencia San Pablo de Córdoba lleva en funcionamiento desde 2009 con un total de 40 plazas y está gestionado con fondos propios de Cáritas Diocesana de Córdoba y el concierto de la Junta de Andalucía de 14 plazas. Un centro que atiende a mayores de 60 años en situación de exclusión social grave; personas que no poseen recursos o tienen ingresos muy escasos. La residencia San Pablo fue el primer y único centro de estas características en la provincia de Córdoba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here