Alertan de “grave peligro de incendio” en la Sierra

58

El coordinador del Grupo Local de Pronto Auxilio Siete Fincas advierte sobre el abandono desde hace años de esta zona de Córdoba y la falta de planes de prevención y de acondicionamiento de caminos

Voluntarios Siete Fincas
Los voluntarios de Siete Fincas durante unas prácticas. / Foto: GLPA Siete Fincas
Voluntarios Siete Fincas
Los voluntarios de Siete Fincas durante unas prácticas. / Foto: GLPA Siete Fincas

La Sierra de Córdoba está en “grave peligro de incendio”. Así de contundentes se muestran desde el Grupo Local de Pronto Auxilio Siete Fincas, que actúa contra el fuego en esta parte de Córdoba en coordinación con Infoca y Bomberos cada vez que hay un conato desde hace ya tres décadas. La voz de alarma la llevan dando muchos años desde este colectivo, cuyo coordinador, Juan Jiménez, pone el foco de atención en el “abandono” que sufre la Sierra.

Este vecino y veterano luchador contra el fuego explicó a La Voz de Córdoba que “no existe conciencia de prevención” y que las altas temperaturas que se sufren en verano hace que la vegetación se seque antes y “sea más fácil que arda”. La conciencia debe ser de varias partes. Por un lado, de los vecinos, que tienen que hacer sus planes de prevención en viviendas y fincas y, por otro, de las administraciones.

En este sentido, Jiménez denunció que las carreteras “están totalmente abandonadas, la vegetación roza a los vehículos” en zonas desde las faldas de la Sierra hasta Villaviciosa. Por ello, no duda en afirmar que “un incendio que se genere en nuestra Sierra como pille a alguien, se queda ahí” porque no es ya que las carreteras no sean seguras, “es que son peligrosas”. Para evitar que esto ocurra, “habría que hacer limpieza de vegetación, de pasto, clareo y poda”. Así, en caso de incendio, las carreteras serán más seguras y “se pueden utilizar de vía de escape y como acceso para poder apagar un fuego y evacuar”. Jiménez recuerda que “en el caso de la Sierra de Córdoba las carreteras son competencia de la Diputación Provincial”.

Pero la necesidad de actuar existe también en los “caminos que están cerrados al tránsito y que no se puede pasar porque los propietarios han puesto cancelas en algunos casos y en otros se ha abandonado el uso y queda una senda para los que nos gusta andar o ir en bicicleta o a caballo”, señaló. Sin embargo, en caso de que se genere un incendio hay muchas zonas de la Sierra de Córdoba “a las que ahora mismo no se podría entrar a apagar fuego” ya que los caminos no están acondicionados.

El responsable del Grupo de Pronto Auxilio Siete Fincas se refirió como ejemplo a la zona del arroyo Bejarano, donde hay un “camino que es propiedad del Ayuntamiento, y llevan varios años diciendo que lo van a arreglar” pero no se ha hecho. “En marzo o abril se convocó la Mesa de Caminos para decidir si se arreglaba o no pero había grupos ecologistas que no querían que se arreglase”, criticó Jiménez, que recordó que es una vía de acceso para combatir un posible incendio y que debía estar acondicionada para vehículos aunque se regule para que solo pasen autorizados y el resto de personas lo hagan andando.

Juan Jiménez aseguró que “estamos cansados de hablarlo con administraciones y no se toman medidas”. Aunque “ahora parece que el Ayuntamiento va a poner a gente a trabajar en los planes de prevención, pero hasta ahora no se ha hecho nada, llevamos muchísimos años pidiéndolo y reclamándolo y la excusa es que no hay medios”, detalló. Lo cierto es que, según lamenta, “hasta ahora los planes de prevención se han quedado en el Ayuntamiento en un cajón. Que a partir de ahora cambie, el futuro lo dirá”.

Según relató Juan Jiménez, los vecinos de la Sierra son conscientes de esta situación de peligro, aunque uno de los mayores es que en algunos casos la gente alquila viviendas para el verano “y no saben dónde se han metido, no saben el peligro que hay y hacen sus barbacoas y queman su pasto como pasó hace un mes” cuando tuvieron que llegar desde el Grupo de Pronto Auxilio a apagarlo, aunque también podría haber llegado el Infoca o el Seprona y haberlos multado.

Celebran sus 30 años en un verano más tranquilo

El Grupo de Pronto Auxilio Siete Fincas celebra este año su 30 aniversario y lo está haciendo con un verano algo más tranquilo que otros pero en el que ha habido cinco conatos de incendio en la Sierra que han tenido que sofocar.

Este colectivo cuenta con más de sesenta voluntarios de entre 19 y 70 años y es esencial en la protección de la Sierra junto a Infoca y a Bomberos, a cuyas órdenes trabajan en cuanto llegan al lugar en el que se haya originado el fuego. Desde que se creó en 1989 ha cambiado mucho. Su coordinador, que ya estaba entonces, recuerda que todo comenzó en una época en la que había bastantes incendios y un grupo de amigos que vivían en Siete Fincas cogían sus herramientas e iban a combatir los conatos antes de que se extendieran pero “con más corazón que razón”.

A lo largo de los años se han ido equipando con materiales para combatir las llamas y han recibido formación especializada. Ahora mismo, entre sus enseres, cuentan con tres vehículos -aunque uno es ya muy viejo-, dos de los cuales tienen depósito; dos motobombas que se pueden meter en piscinas y son bastante útiles para lanzar agua con mangueras, material de mano para extinguir incendios y sistema de radio. Todo ello lo han comprado con ayuda de asociaciones de vecinos o vendiendo lotería de Navidad, y también hay algo de material que se lo ha proporcionado la Junta como el último que recibieron en julio y entre el que había equipos de protección individual (EPI) y herramientas manuales, que garantizan su seguridad en las posibles intervenciones que puedan realizar como apoyo a la lucha contra los incendios forestales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here