Prolibertas, que atendía a los dos hombres fallecidos en la calle, recuerda que este asunto atañe a toda la sociedad cordobesa


La fundación trinitaria y Cruz Roja lamentan lo sucedido, al igual que Cáritas, que ya trasladó al alcalde en su reciente reunión su preocupación por la situación de quienes no tienen hogar

Comedor Trinitarios
Comedor de Trinitarios, del que hacían uso los hombres fallecidos. / Foto: JPS
Cruz Roja Sin hogar
Voluntarios de Cruz Roja atienden a una persona sin hogar en Córdoba. / Foto: LVC

Diversas organizaciones que trabajan para atender y ayudar a las personas sin hogar en Córdoba lamentaron el fallecimiento de dos hombres en esta situación en solo una semana en la ciudad. El primero murió el viernes de la semana pasada en los jardines de Los Patos y el segundo este jueves junto a la iglesia de Padres de Gracia. Tanto Cáritas como Prolibertas y Cruz Roja manifestaron su pesar por que haya personas que pierden la vida en situación de calle, sin tener un techo bajo el que morir.

La entidad más dura y crítica con lo que ha ocurrido fue Prolibertas, de cuyo comedor en Trinitarios así como de su Casa Libertad eran usuarios los dos hombres que han perecido. El coordinador de Prolibertas en Córdoba, Eduardo García, señaló que “lo último que podemos permitir como sociedad es que las personas mueran en la calle” y en ese sentido recordó que es un asunto que atañe al conjunto de los cordobeses y especialmente a las Administraciones que tienen la responsabilidad de velar por que se cumplan los derechos de las personas.

Eduardo García pidió a la sociedad cordobesa que busque con urgencia las formas para prevenir y evitar muertes en estas circunstancias de tal manera “que no haya nadie que se tenga que quedar en la calle porque no haya recurso social”. Por ello, consideró García que es necesario que se sienten juntos Administraciones, organizaciones sociales y representantes de los vecinos para buscar soluciones para que lo que ha ocurrido no vuelva a pasar.

El coordinador de Prolibertas en Córdoba abundó en esto y dijo que la muerte de personas en situación de calle“lo que viene a poner encima de la mesa es desgraciadamente que la situación de las personas sin hogar es la de mayor exclusión que se puede vivir hoy en día y que vivir en la calle conduce a un deterioro físico y psíquico que en muchas ocasiones conduce a una muerte”.

El director de Cáritas en Córdoba, Salvador Ruiz, señaló que también su organización ha trabajado con los fallecidos en algunas ocasiones bien atendiéndolos con su UVI Social que da de cenar o en el Ala de Baja Exigencia de la Casa de Acogida, y se refirió a lo que ha pasado como un “acontecimiento triste y penoso” que les refuerza para seguir trabajando con estas personas. De hecho, indicó que en la reunión mantenida con el alcalde de la ciudad, José María Bellido, Cáritas manifestó su “preocupación” por quienes no tienen un lugar para vivir bajo techo.

Salvador Ruiz recordó que en invierno también se produjeron otras dos muertes de personas sin hogar que fueron encontradas en la calle, lo cual “para nosotros es bastante triste”, insistió. Desde Cáritas, el año pasado atendieron a más de 800 personas diferentes con sus recursos para sin techo, con una inversión para ello por encima del millón de euros, ya que Cáritas tiene “una prioridad de trabajo con estas personas”, aseguró Ruiz.

Tanto Prolibertas como Cáritas forman parte de la Red Co-Habita, en la que están también el Ayuntamiento de Córdoba y otras organizaciones como Cruz Roja. Desde ésta, la responsable del Proyecto de personas sin hogar, Isabel Lozano, recordó que en dicha red “trabajamos coordinadamente para ayudarlos, para que se acerquen a los recursos que existen”.

En este sentido, cuentan con objetivos específicos para que acudan a servicios sanitarios, “tenemos protocolos con Atención Primaria y Salud Mental”, dijo Lozano, quien matizó que se trata siempre de situaciones difíciles y que la situación de estar en calle “provoca deterioro físico importante, un deterioro de salud”. De hecho, “existen estudios que corroboran la diferencia de esperanza de vida de una persona que está en la calle en comparación con el resto de la población”, precisó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here