Denuncian ante la Junta los jaramagos del Templo Romano


Las obras están paralizadas desde principios de año cuando deberían haber concluido en 2016

Jaramagos en el Templo Romano. /Foto: LVC
Jaramagos en el Templo Romano. /Foto: LVC

Los jaramagos que desde hace meses invaden el recinto del Templo Romano, en la calle Claudio Marcelo, han sido objeto de una denuncia ante la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico para que “se inicie el procedimiento oportuno para intervención, garantizar la conservación y protección del Patrimonio Histórico en Córdoba”. Esta denuncia, presentada por ‘Andalucía, entre Tod@s’ hace también referencia a la portada renacentista en un edifico en ruinas de la calle Moriscos.

En concreto, los jaramagos del Templo Romano son consecuencia directa de la paralización de la segunda fase de las obras para hacer visitable este recinto arqueológico. Hace un año comenzaron los trabajos, a cargo de la empresa Arquepec, pero a partir de comienzos de este año comenzó el tira y afloja entre entre la constructora y el Ayuntamiento que ralentizó los trabajos hasta paralizarlos por completo, sin haber alcanzado el 20 por ciento de grado de ejecución. 

Esta paralización es fruto de la gestión del anterior delegado de Turismo, Pedro García, quien ha dilatado los plazos para concluir una obra que debería haber estado finalizada en 2016, ya que contaba con fondos de la Junta de Andalucía con cargo al Plan Turístico. Además, a la vista de la paralización de las obras tampoco se encargó de la limpieza del recinto que, al igual que en numerosas partes de la ciudad, se han visto este verano plagadas de vegetación desde que se decidió la prohibición de herbicidas en la ciudad.

Son numerosos los turistas y los cordobeses que pasan cada día por la calle Claudio Marcelo y son testigos de una situación de abandono de la que no tienen porqué conocer sus causas.