Vuelve el crucifijo al despacho de la Alcaldía


Isabel Ambrosio ordenó que fuera retirado a un almacén municipal a la semana de llegar al cargo

José María Bellido con el Consejo Evangélico Provincial. crucifijo
José María Bellido con el Consejo Evangélico Provincial. /Foto: LVC

El crucifijo de marfil que Isabel Ambrosio nada más llegar al cargo de alcaldesa mandó retirar de su despacho ya ha vuelto al mismo lugar en el que estuvo bajo los mandatos de Julio Anguita, Herminio Trigo, Manuel Pérez, Rafael Merino, Rosa Aguilar, Andrés Ocaña y José Antonio Nieto. 

José María Bellido con el Consejo Evangélico Provincial. crucifijo
José María Bellido con el Consejo Evangélico Provincial. /Foto: LVC

La intención es que estuviera de nuevo en la vitrina del despacho del alcalde cuando se produjo para visita del obispo, Demetrio Fernández, pero no pudo ser. Aquel día se le preguntó a José María Bellido si iba a recibir a representantes de otras confesiones religiosas y el regidor contestó que sí, y que como ejemplo en su grupo había personas que no eran católicas. Dicho y hecho, el pasado miércoles le visitó el Consejo Evangélico Provincial de Córdoba, con su secretario, Antonio Manuel Simoni, al frente. En la foto de grupo se puede ver cómo el crucifijo que ha estado en un almacén municipal durante cuatro años ya regresado a su lugar.

Ambrosio ordenó la retirada de este elemento artístico a la semana de llegar al cargo y anunció que paulatinamente irían abandonando el espacio público los demás elementos religiosos que desde tiempo inmemorial forman parte del patrimonio municipal. El revuelo causado por que el cuadro de San Rafael de Antonio del Castillo fuera trasladado de lugar hizo dar marcha atrás en sus pretensiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here