Caso cerrado: el Pleno acata la sentencia sobre la plaza de Cañero

71

Torrico pide a la oposición que "dejen de hacer el ridículo" y que en un estado de derecho quien decide la verdad "es un juez"

Miguel Ángel Torrico, ordenanzas durante su intervención en el Pleno.
Miguel Ángel Torrico, durante su intervención en el Pleno. /Foto: JC

La plaza de Cañero será la primera de las calles consideradas ‘franquistas’ en recuperar la denominación que en 1986 le puso el Ayuntamiento gobernado por IU. El Pleno de hoy ha decidido acatar la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Córdoba por el que se considera que el anterior gobierno municipal no cumplió la Ley de Memoria Histórica al rotularla como Plaza de Derechos Humanos. 

Miguel Ángel Torrico, durante su intervención en el Pleno.
Miguel Ángel Torrico, durante su intervención en el Pleno. /Foto: JC

El asunto, como era previsible, ha despertado un agitado debate entre los distintos grupos. Mientras PP, Ciudadanos y Vox, que han sido los que han votado a favor de su acatamiento se ha mostrado un respeto a la independencia judicial y a los criterios esgrimidos por el juez, que cuentan, además, con el respaldo de un informe del secretario del Pleno, desde la oposición se ha criticado la sentencia y se ha abogado por su recurso.

El portavoz del PP, Miguel Ángel Torrico, ha dejado claro a PSOE, IU y Podemos que “en un estado social y democrático de derecho quien marca quien está en posesión de la verdad es un juez”, por lo que les ha pedido que “dejen de hacer el ridículo”. Además, ha señalado que a esta situación se ha llegado después de iniciar un proceso para el cambio en el callejero con un “consenso de mentira”.

Desde Ciudadanos, su portavoz, Isabel Albás, ha defendido el respeto a los tribunales y a su independencia, mientras que desde Vox, Paula Badanelli, ha aprovechado para afirmar que en su grupo se acatan las sentencias “cuando nos gustan y cuando no, y en este caso nos llena de alegría” por sentar el criterio sobre la aplicación de “una ley sectaria donde la objetividad brilla por su ausencia”.

Alba Doblas, en nombre de IU, ha atacado al juez que firma la sentencia por exponer “un criterio político, no jurídico”, así como porque el fallo judicial “manifiesta una evidente ignorancia”, cuando en la misma se señala con claridad que se le pidió a los dos historiadores que aportaran documentación sobre la participación de Cañero en la guerra civil y si ocasionó víctima y se le respondió que no se podían demostrar estos extremos.

Desde el PSOE, el concejal José Rojas no ha entrado en el fondo de la sentencia y ha pedido “respeto a las víctimas y a los derechos humanos”, mientras que la portavoz de Podemos, Cristina Pedrajas, ha solicitado que se estudie la posibilidad de presentar un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here