El Pleno decide su régimen económico por unanimidad


José María Bellido y Valeriano Lavela pleno ayuntamiento
José María Bellido y Valeriano Lavela. /Foto: JC

El Pleno organizativo con el que la nueva Corporación municipal echa a andar se ha saldado en algo menos de veinte minutos, incluida una propuesta de ABB. Los 15 puntos del orden del día se han aprobado por unanimidad y la práctica totalidad de ellos hacen referencia a las distintas retribuciones que tanto los concejales, como los grupos y el personal asesor tendrán durante este mandato.

José María Bellido y Valeriano Lavela pleno ayuntamiento
José María Bellido y Valeriano Lavela. /Foto: JC

Ya anunció ayer el alcalde, José María Bellido, esta unanimidad lograda en la negociación con todos los grupos, aunque algunos de estos han reclamado mayor personal para realizar su trabajo. Éste es el caso de Vox, cuya portavoz, Paula Badanelli, ha intervenido para afirman que aceptan lo que les ha correspondido, pero que han tenido “pocas posibilidades de modificarlo, porque se parte del número de votos pero no es justo por la carga de trabajo”, a lo que ha añadido que el PSOE cuenta con diez personas para desempeñar el mismo trabajo que Vox, con solo tres. A esto ha respondido el portavoz popular, Miguel Ángel Torrico, con que la designación de 29 personas como trabajadores de confianza es una regulación a nivel nacional por la Ley Reguladora de Bases de Régimen Local.

En el Pleno también se ha aprobado la incompatibilidad de tres concejales del Grupo Socialista que cuenta con diez días para solventarla. Se trata de José Rojas, que es funcionario municipal, así como de José Antonio Romero y de Víctor Montoro, actuales gerentes de Cecosam y del Imdeec, respectivamente.

El régimen económico aprobado queda de la siguiente manera: La retribución más alta es la del alcalde (59.635 euros), y le siguen las de los ocho tenientes de alcalde (54.029), a los que hay que sumar una teniente de alcalde que sólo cobrará el 25 por ciento de su sueldo para compatibilizarlo con su actividad profesional. Lo mismo le ocurrirá a una concejal-delegada, que sólo percibirá el 75 por ciento, mientras el otro concejal delegado sí percibirá los 49.952 euros que le corresponden.

Los portavoces de todos los grupos políticos cobrarán lo mismo: 50.971 euros. El PSOE ha conseguido liberar a cinco de sus concejales, aunque no en la misma cuantía. A la portavoz se suman dos concejales sin delegación, a 43.835, además de dos ediles al 75 por ciento (32.876). El otro concejal de Vox cobrará sólo por asistencia a Pleno al ser portavoz en la Diputación y el segundo portavoz de Podemos recibirá 21.917 euros correspondientes de una liberación a media jornada.

Las dietas por asistencia a pleno se han fijado en 751 euros para los plenos ordinarios para los concejales sin dedicación, mientras que los extraordinarios se cobrarán a 375 euros, salvo los de condena a los casos de violencia de género.

La dotación de personal para los grupos municipales se propone de la siguiente manera: El PP tendrá un coordinador (36.152 euros), además de un asesor (33.571) y cuatro auxiliares administrativos (24.674). El Grupo Socialista quedará con un coordinador, dos asesores de grupo y dos auxiliares;  Ciudadanos, con dos asesores y un auxiliar; Izquierda Unida, con un asesor y un administrativo; Vox, con dos administrativos y Podemos con un administrativo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here