Albás, sobre Vox: “La realidad es que Ciudadanos y PP sumamos mayoría simple suficiente”


Isabel Albás
Isabel Albás. /Foto: JC

Desde la celebración de las elecciones municipales, la figura de la candidata de Ciudadanos, Isabel Albás, se ha convertido en la clave de una negociación que tiene que terminar el próximo sábado, el día en el que se constituye el nuevo Ayuntamiento. Aunque la sintonía entre esta formación y el Partido Popular daban desde un principio por asegurado el gobierno municipal en Córdoba, lo cierto es que la demora en su puesta en marcha ha despertado determinadas dudas.

Isabel Albás Córdoba
Isabel Albás. /Foto: JC

-¿Dará tiempo en una semana a cerrar el acuerdo para el nuevo gobierno en el Ayuntamiento de Córdoba?

-Si hay voluntad, sí. Por parte de Ciudadanos la hay, por lo que no hay que estar preocupados. Lo que hay es que llegar a un buen acuerdo para Córdoba.

-¿Quién debe tener también esa buena voluntad?

-El partido más votado, que en este caso es el Partido Popular. Espero y entiendo que tendrán una buena actitud, porque Córdoba necesita ya ese cambio, y ponernos a trabajar poniendo por delante los intereses de los cordobeses y poniendo a los cordobeses en el centro de las políticas.

-¿Y con Vox no cuenta para esta negociación?

-No es que contemos o no contemos, porque la realidad es que Ciudadanos y el Partido Popular sumamos 14 concejales y es mayoría simple suficiente para poder formar un gobierno y empezar a trabajar, aunque luego, en determinados momentos puntuales, podamos llegar a acuerdos con Vox o con Izquierda Unida, como con el Partido Socialista o Podemos. Siempre he dicho que cualquier propuesta que sea buena para Córdoba, que sume para Córdoba y los cordobeses, venga de quien venga será bien recibida. Lo que se trata es de sumar y el que venga a restar, desde luego, con nosotros no contará. A día de hoy para formar gobierno en el Ayuntamiento de Córdoba Vox no es necesario.

-¿Con qué ánimo se va a sentar Ciudadanos a negociar con el PP? ¿Cuáles serán sus propuestas?

-Pues una apuesta de futuro, de blindar Córdoba a una generación vista. Lo llevo diciendo desde hace mucho tiempo, antes incluso de presentarme de candidata a la alcaldía, porque creo que ésa es la solución parar que Córdoba tenga realmente una oportunidad. Es muy importante, además, que todos los partidos estemos de acuerdo para que gobierne quien gobierne ese proyecto no se mueva. Eso hará que tengamos una capital fuerte, llena de oportunidades y de posibilidades, que generemos empleo porque a día de hoy el principal problema de los cordobeses es la falta de oportunidades a la hora de encontrar un empleo. ¿Qué tenemos que hacer? Pues dirigir todas las políticas a generar ese empleo tan necesario y a ayudar al pequeño y al mediano empresario, a los autónomos, rebajando la carga fiscal, porque el dinero donde mejor está es en el bolsillo de los ciudadanos y eso hace que puedan consumir y gastar su dinero donde estimen oportuno. Tenemos que conseguir que venga la industria, porque si Córdoba se convierte en un centro logístico, como se ha estado hablando desde hace décadas, creo que en 2019 es el momento de que apostemos todos de verdad por ello. También estamos en una situación muy positiva, porque el nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía quiere apostar por esa industrialización de nuestra capital y provincia. Todos juntos trabajando en la misma dirección vamos a tener magníficos resultados.

-Para que eso sea así, para lograr ese pacto a una generación vista, Ciudadanos considera irrenunciable tener en sus manos determinadas áreas de gobierno.

-No, porque aquí, antes de hablar de áreas de gobierno, hay que hacer un proyecto y dialogarlo. Cuando dialogas tienes que ceder. Nosotros tenemos una serie de prioridades pero estoy segura de que el Partido Popular tiene otras, por lo que tendremos que hablar. Lo importante es Córdoba, no quién se responsabiliza de cada área, sino trabajar por el bien de la ciudad y que estos cuatro años realmente den muy buenos frutos y que los cordobeses noten y disfruten este cambio que ha llegado a nuestra capital.

-¿Cómo valora que ese reparto de áreas sea paralelo al que existe en el Gobierno andaluz, al ser las mismas fuerzas las que gobiernan en un sitio y en otro?

-Una de las cosas buenísimas del Gobierno andaluz, del Gobierno del cambio, es que la relación entre consejeros del Partido Popular y de Ciudadanos es estupenda. Hay un diálogo permanente y constante y se trabaja de una forma transversal. Con lo cual, aquí lo que hay que hacer es trabajar de una manera transversal y que no importe quién sea el responsable, sino que lo que hay que buscar es los mejores resultados y el bien para todos los andaluces. Aquí lo tenemos que hacer igual mirando a los cordobeses.

-José María Bellido ya ha señalado que no quiere repetir el esquema que ha existido en el Ayuntamiento en estos últimos cuatro años de que ha habido dos gobiernos en uno.

-Claro, yo también me niego. En la última rueda de prensa dije que este último mandato entre el Partido Socialista e Izquierda Unida, con el apoyo de Ganemos, nos tiene que servir para no volver a repetir. Ese es el ejemplo que debemos tener, no volver a hacer lo que se ha hecho en estos cuatro años, lo que hay que hacerlo de una manera completamente diferente.

-Aparte de existir sintonía en las políticas, para que este fórmula sea exitosa también debería existir sintonía entre las personas.

-Con José María Bellido me llevo muy bien y creo que él tiene el mismo concepto de mí. La relación personal es buena. Entonces, la lealtad, la honestidad, la educación y el respeto es fundamental y eso existe entre los dos.

-¿Tiene ya pensado un reparto de responsabilidades entre los cinco concejales de su grupo, así como de quién iría a la Diputación?

-Yo trabajo en equipo y los cinco que estamos, así como otros miembros del partido, nos reuniremos para tomar las mejores decisiones. No hay nada decidido de quién va a ir a Diputación, pero es una cosa que compartiremos y se tomará la decisión por el bien de Córdoba. No creo que tiene demasiada complicación. Un equipo tiene que trabajar en equipo para que las decisiones que se tomen sean las mejores estando todos de acuerdo. Eso es lo importante para que funcione bien el equipo.

-Es decir, que al final contaría con tres, a lo sumo cuatro, incorporaciones al equipo de gobierno.

-Sí, puede ser. O no. Eso hay que hablarlo, porque hay muchas posibilidades y hay que analizar la situación y, sobre todo, la utilidad. Esos dos diputados provinciales tienen mucho que hacer por nuestra provincia. Hay que ver las personas adecuadas y que esas personas acepten la responsabilidad de estar en la Diputación Provincial. Son muchas cosas y vuelvo a insistir en que los cinco concejales que hemos sido elegidos hablaremos y volveremos otra vez a poner encima de la mesa quiénes son los más adecuados para dar los mejores resultados. Lógicamente, todo el mundo lo aceptará de buen grado. Pero es importante analizar los pros y los contras para tomar las mejores decisiones.

-Dentro del grupo de concejales hay perfiles muy marcados, como es el caso de Antonio Álvarez con el turismo, cuando también se comenta que sería un área en manos de Isabel Albás para repetir el esquema de Juan Marín en la Junta de Andalucía.

-A ver, Antonio Álvarez es extraordinario, un profesional excelente con una trayectoria infinita en el sector turístico. Con lo cual, estoy plenamente convencida de que haría un trabajo divino llevando la Concejalía de Turismo, pero no quita para que otra persona pueda llevarla también. También es cierto que contamos con gestores, como siempre hemos dicho, y en este caso Antonio Álvarez es un magnífico gestor del sector turístico. La decisión que tomemos, una vez que hablemos con el Partido Popular y veamos de qué áreas nos vamos a responsabilizar cada uno será cuando se tomen las decisiones, pero siempre hay que poner por delante los intereses de Córdoba.

-Tiene idea de cómo pueden ser esas conversaciones con el Partido Popular, si rápidas, meticulosas, tensas hasta el último momento…

-No tiene porqué haber una situación tensa. Lo que hay que tener es generosidad y altura de miras con Córdoba a una generación vista. Partimos de una situación complicada en la capital. Desafortunadamente hay mucho trabajo por hacer y en esa negociación la visión tiene que ser el trabajo en positivo, intentar conseguir las mejores soluciones en el menor tiempo posible, eficiencia, evaluación, auditorías. Creo que nosotros estamos en esa línea y, según he escuchado y leído a José María Bellido, el también está en la misma línea. No creo que sea complicado llegar a un buen acuerdo para Córdoba.

-Hablemos de acuerdos concretos. Esta última semana se ha culminado el cambio de rotulación de las calles denominadas franquistas. José María Bellido, en los últimos meses, ha reiterado que al menos en las que ha habido polémica se va a volver a su anterior denominación.

-Lo que es sorprendente es que con una tasa de paro del 21 por ciento, con tantos niños que abandonan el colegio, con varios barrios entre los más pobres de España se dediquen a hacer política de forma ideológica. Me parece una auténtica irresponsabilidad. Hay una Ley de Memoria Histórica, pero se puede aplicar de otra forma. Lo que no tienes que hacer es que antes de irte del Ayuntamiento, de la alcaldía, soliviantar a todos los cordobeses. Lo que quieren es encontrar trabajo, que sus hijos se puedan quedar a trabajar en Córdoba, quieren oportunidades en Córdoba. Sé positivamente que el primer problema de los cordobeses no es cambiar el nombre de las calles.

-Pero en el caso de estas tres -Cañero, Vallellano y Cruz Conde-, en las que incluso Ciudadanos tampoco votó a favor, sería partidaria de revertirlas.

-Por qué no. Lo que pasa es que la Ley de Memoria Histórica hay que aplicarla. Creo que esto se ha utilizado de forma tan ideológica que en vez de sumar, resta. Con lo cual, lo que hay que hacer es lo mejor para Córdoba y si esta situación es complicada pues habrá que revertirla, pero tendremos que hablar y analizarlo, porque no tenemos que olvidar que existe una Ley de Memoria Histórica, pero también nosotros decimos que tiene que satisfacer a todos los bandos, que también dice eso la ley.

-Por último, ¿qué tiempo le queda a Isabel Albás de parlamentaria andaluza?

-Creo que poco, porque mi compromiso ahora es con Córdoba. Tengo que estar al 200 por cien en mi capital, trabajando por Córdoba y los cordobeses, pero también es cierto que ahora estamos con los presupuestos de la Junta de Andalucía y es un tema complejo y sería irresponsable por mi parte abandonar el Parlamento antes de que esté más o menos cerrado. Espero que será en breve cuando mi partido decida que tenga renunciar a mi acta de parlamentaria. Una semana, dos, tres, cuatro, no lo sé exactamente. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here