Isabel Albás: “Aquí hay que quitar las cargas ideológicas y trabajar por Córdoba”


Isabel Albás
Isabel Albás. /Foto: JC

Ciudadanos aspira a ampliar su grupo municipal en el Ayuntamiento de Córdoba. La candidata a la Alcaldía, Isabel Albás, va a por todas y no descarta cualquier posibilidad. La ilusión y el trabajo sin ideologías son dos de las bazas que baraja en esta campaña electoral en las que se ha pateado el término municipal para tomar contacto con el mayor número posible de sectores sociales y económicos.

Isabel Albás Córdoba
Isabel Albás. /Foto: JC

-¿Qué ofrece Isabel Albás que no ofrezcan el resto de candidatos?

-Un cambio sensato, acabar con las promesas incumplidas y un compromiso con los cordobeses, escuchando a la sociedad civil, a todo aquel que tenga algo que decir para sumar en Córdoba. Esto es lo que ofrezco. Buenos gestores, que venimos de la sociedad civil y que tenemos experiencia en determinadas áreas. Mi candidatura está formada por personas expertas en turismo, deportes, procuradores, gente que trabaja para la empresa privada, para la empresa pública, que ha llevado equipos. Creo que todos venimos de la sociedad civil. Llevo cinco años en política y me metí en política por intentar dejar un mundo mejor a mis hijos. Ése es mi compromiso. Y lo que ofrecemos es sensatez, y poner a Córdoba y a los cordobeses en el centro de las políticas, gobernar sin ideologías, con honestidad y compromiso real con Córdoba.

-Pero la sociedad civil es mucho más ágil que la burocracia municipal.

-Por eso hay que eliminar esa burocracia municipal, que lo que supone es un palo en las ruedas para poder crecer económicamente en Córdoba. Hay que reducirla, homogeneizar criterios para que si una persona quiere montar un negocio aquello parezca prácticamente una aventura interminable. Hay que reducir las trabas burocráticas e implantar sí o sí una declaración responsable en condiciones para que se pueda montar un negocio en 24 horas desde el móvil. Hay que eliminar el papel, para que se pueda llevar a cabo la creación de empleo. Son muchas las medidas que hay que llevar a cabo y habrá que priorizar. La auditoría que proponemos de la Gerencia de Urbanismo es muy importante para dinamizar Córdoba, para saber qué funciona y qué no funciona, y donde se necesitan recursos técnicos o humanos y donde no se necesitan. Analizar si alguna gestión es necesario externalizarla, o no, sin tapujos. La colaboración público privada es buena si tiene buenos resultados, igual que la gestión pública es buena si tiene buenos resultados. Si tiene malos resultados habrá que darle la vuelta y hacerlo de otra forma para conseguir los buenos resultados que se merecen los cordobeses.

-¿Cómo valora el trabajo realizado por Ciudadanos en el Ayuntamiento en estos últimos cuatro años?

-Han un grandísimo trabajo, un muy buen trabajo. Por ejemplo, mi compañero David Dorado, con la Gerencia de Urbanismo, ha sido una persona implacable, trabajadora, que públicamente ha denunciado determinadas situaciones. El problema es que muchas de las mociones, muy acertadas, que han presentado ellos y que han sido aprobadas por unanimidad, no se han llevado a cabo. Aquí no hay más ciego que el que no quiere ver y más sordo que el que no quiere oír. Nosotros nos comprometemos a que si desde otro partido político viene una iniciativa que mejore la vida de los cordobeses, nos comprometemos a llevarla a cabo, siempre que sea por el bien de Córdoba y de los cordobeses. Cuantos más pensemos en el bien de Córdoba mejores resultados vamos a obtener, pero fuera ideologías. Pero hay que poner  Córdoba y a los cordobeses en el centro de las políticas.

-Pero ese incumplimiento de las mociones ha sido una tónica común, incluso con las presentadas por el propio cogobierno.

-Con lo cual se evidencia que el gobierno municipal que hemos tenido estos cuatro años ha sido en blanco, no ha hecho nada o muy poco. ¿Qué ocurre? Que cuando tú tienes un enfermo y lo dejas cuatro años malito, a los cuatro años está más enfermo. Y eso es lo que han hecho con Córdoba, no se han preocupado realmente de curarle esas heridas que tenía para mejorar y estar más fuerte a día de hoy, pues son muchas las medidas que hay que llevar a cabo, porque la situación de Córdoba, en cuanto a oportunidad de empleo, que es lo que más preocupa a los cordobeses está en una situación muy, muy complicada. 

-Ante una situación de gravedad, como la que acaba de señalar, hacen falta medidas de choque. ¿Cuáles serían las de Isabel Albás?

-Tenemos que hacer atractiva nuestra ciudad, apostar por Córdoba como nudo logístico, y trabajando con las demás administraciones. El Ayuntamiento de Córdoba en solitario no puede hacer eso. Tenemos que poner en valor y aprovechar el cambio de la Junta de Andalucía para que apueste por Córdoba como nudo logístico. Hay que favorecer que venga la industria y si los inversores tanto de Córdoba como de fuera necesitan suelo barato pues se abarata. Los polígonos industriales hay que actualizarlos, que sean del siglo XXI, que se pueda acceder bien y se pueda salir bien por carretera, que no se formen atascos descomunales. Tenemos que trabajar todos en la misma dirección para llenar Córdoba de oportunidades y cuando alguien se interese por nuestra ciudad vea atractivos estos polígonos industriales y considere interesante invertir en Córdoba. No todas las capitales están tan bien situadas como la nuestra, no todas tienen un acceso por tren, por carretera y por carretera como tiene Córdoba. Vamos a aprovechar lo que tenemos. Si las inversiones fuertes, fuertes, fuertes ya están, y lo que hay que hacer es mejorar. Por eso nosotros proponemos también para Córdoba un plan a una generación vista, en el que intervenga y aporte el resto de partidos políticos. Creemos que es fundamental tener un proyecto para Córdoba, una Córdoba de futuro que pongan en el centro a los cordobeses y que, si cambia el signo político en el Ayuntamiento de Córdoba, ese proyecto siga adelante, porque uno de los problemas que hemos tenido en estos mandatos en los que han gobernado todos los partidos políticos ha sido que Izquierda Unida hace unas cosas, viene el Partido Popular y quita lo de Izquierda Unida y hace sus propuestas. Gobierna el Partido Socialista y quita lo del Partido Popular y hace sus propuestas. Esto es como el día de la marmota. No hay un proyecto de ciudad de futuro y aquí hay que poner encima de la mesa los intereses de Córdoba y de los cordobeses. Y también lo que nos une, porque todos queremos más empleo y esto no tiene ideología, como querer más industria. Si una colaboración público-privada es buena para los cordobeses no tiene ideología. Una gestión pública buena, si es buena para los cordobeses, no tiene ideología. Aquí hay que quitar las cargas ideológicas y ponerse a trabajar por Córdoba.

-En los últimos años se está acentuando un sentimiento crítico hacia la propia ciudad, sus valores, la industria, el turismo, las tradiciones, con un origen aparentemente más social que político. ¿Esto tiene solución para Ciudadanos?

-Los cordobeses nos tenemos que creer el potencial que tenemos. A mis niños les digo todos los días que son estupendos y como les digo que son estupendos se lo creen y cada día se superan. Los cordobeses nos tenemos que creer, porque lo somos, que somos los mejores. Tenemos que trabajar por ello y facilitar que se refleje ese potencial que tiene Córdoba en los cordobeses. Nos lo tenemos que creer, cuatro Patrimonio de la Humanidad,  estamos a la altura de Roma y de París. A ver qué capital puede decir eso. Vamos a mirar el futuro sin olvidar el pasado. Fuimos grande podemos volver a serlo, seguro, pero nos lo tenemos que creer. Creo que esta es la actitud, y por eso hablo mucho de ilusión, porque con ilusión y con trabajo se consiguen las cosas. Hay que estar en positivo, ilusionados y convencidos de que podemos conseguir lo que queramos, y quitar ya ese halo de negatividad. 

-El Gobierno central está recién renovado, con el PSOE al frente, y en la Junta hay un Gobierno de PP y Ciudadanos. ¿Qué color político le convendría más al Ayuntamiento de Córdoba?

-El que ponga por delante los intereses de los cordobeses. No se debe gestionar con ideología y menos en Córdoba, con la situación en que nos encontramos. No queremos gobernar con ideología, queremos sumar por Córdoba, poner a Córdoba en el centro de las políticas. Cuando sea alcaldesa iré a hablar con el Gobierno de la Junta de Andalucía para exponerle la situación en que se encuentra Córdoba y ver cómo nos pueden ayudar para ir mejorando y creciendo. Exactamente igual haré con el Gobierno que pueda formar Pedro Sánchez. A mí no me duelen prendas y si tengo que pedir cosas buenas para Córdoba moveré cielo y tierra para conseguirla. Lo de la carga ideológica debe pasar a la historia.

-¿Cómo contempla el programa electoral de Ciudadanos la atracción de inversiones?

-Tenemos que hacer una Córdoba atractiva para luego poder venderla fuera, para tener oportunidades. Como he dicho, si para que venga la industria hay que rebajar el suelo municipal pues se baja el precio, reducción de impuestos, premiar a las empresas que contraten a más trabajadores. Tenemos también que mirar a la provincia, que es espectacular, y todos juntos podríamos conseguir mejores resultados que yendo cada uno a lo suyo. Tenemos un patrimonio cultural e histórico que es espectacular no solamente en Córdoba capital, no sólo en el Casco Histórico, sino que hay muchísimos sitios. Lo fundamental es el empleo y hay que hacer atractiva Córdoba para que vengan a invertir, porque no puede pasar como con Amazon, que pasó de largo, cuando es algo tan necesario, como pasó en su día con Festina o con el centro de distribución de Mercadona. Pero sí lo hemos tenido, lo hemos podido coger, y se nos ha ido. No puede ser. El empleo lo genera la empresa privada y el Ayuntamiento tiene que facilitar que la empresa privada se instale en nuestra ciudad, facilitar, porque la Administración pública no crea empleo y lo que no tiene que suponer es ser un lastre. 

-En el transcurso de la entrevista en varias ocasiones en que hay que trabajar “sin ideologías”. ¿No se está viviendo ahora, precisamente, lo contrario, una radicalización de las posturas?

-Es lo que quieren algunos, pero creo que no hay que entrar. Los extremos no te llevan nunca a ningún buen puerto. No lo digo yo, porque tenemos ejemplos en muchísimos países del mundo de que los extremismos no te llevan a ningún sitio; con lo cual, la moderación, la centralidad, la sensatez y el dejar a un lado las ideologías es lo que te da mejores resultados. Lo que quieren hacer los extremos, lo que ha dicho usted que es cierto, llevar el tema por el lado más radical, no beneficia en absoluto a Córdoba, ni a los cordobeses, ni a nadie. 

-Por último, ¿cómo valora el desarrollo de la campaña electoral?

-Extraordinario. El otro día tuvimos una carpa en las Tendillas, yo venía de Las Palmeras en moto y aparqué en la calle Caño. Desde que salí a Cruz Conde hasta que llegué a las Tendillas fue media hora saludando a la gente y todo el mundo sonriente: “Venga, Isabel, que lo vas a conseguir, que vamos a poner a Córdoba donde tiene que estar”. Es positivo, ilusionante, porque la gente está cansada de la vieja política y quiere alegría, ilusión y sensatez. Han perdido el miedo a eso de rojos y azules y han visto que aquí hay una alternativa que les representa, porque cada vez que se abren las urnas, Ciudadanos sube. Es el único partido que sube y vamos teniendo un suelo consolidado porque los españoles así lo quieren, con lo que se demuestra que Ciudadanos es una alternativa sensata con ilusión, con alegría. Cuando se te acercan las personas mayores y te dan ánimos es brutal, espectacular, una maravilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here