Rafael Saco: “Muchos de los que están en Vox cambiaron de voto para no cambiar de principios”


Rafael Saco, candidato de Vox. /Foto: LVC
Rafael Saco, candidato de Vox. /Foto: LVC
Rafael Saco, candidato de Vox. /Foto: LVC
Rafael Saco, candidato de Vox. /Foto: LVC

Pese a llevar un lustro en la estructura de Vox, Rafael Saco ha decidido encabezar la candidatura de esta formación para las elecciones municipales del próximo 26 de mayo en las que parten con probabilidad de contar con representación en el Ayuntamiento, además de tener la posibilidad de ser decisivos para la configuración del próximo gobierno municipal. Al igual que en las autonómicas de diciembre pasado o en las generales del pasado 28 de abril, Vox desarrolla una campaña electoral muy característica, alejada en buena parte de los actos habituales en el resto de las formaciones y volcada en el contacto directo con el posible votante.

— ¿Qué le ha llevado a presentarse por Vox?

-Llevo en Vox desde sus inicios en 2014 y sus principios fundacionales son los que me atrajeron desde un principio. Me llenó de orgullo ser elegido por el Comité Ejecutivo Provincial como cabeza de lista a las elecciones municipales y obtener el respaldo de la dirección nacional. Creo que era el momento idóneo para aceptar y dar ese paso al frente que antes dieron otros antes que yo.

—¿Por qué Vox y no cualquier otro partido?

-Porque no hay ningún otro partido que se haga cargo de los problemas reales que afectan a los ciudadanos en su día a día y además somos los únicos que no debemos favores a nadie ni tenemos ningún lastre político que nos suponga un problema para aplicar las medidas necesarias para resolverlos. Porque Vox no hace promesas al viento que no pueda cumplir ni cambia de ideas por un puñado de votos o en función de unos resultados electorales.

— ¿Qué análisis hace de los últimos cuatro años en la gestión municipal?

-La gestión ha sido pésima y no se han atendido los problemas reales de los cordobeses. Han dejado Córdoba apagada, en sentido estricto y metafórico. Grandes proyectos presentados a bombo y platillo duermen hoy el sueño de los justos y lo peor de todo no es eso; un proyecto se puede torcer por muchos motivos pero igual que se sale en los medios anunciándolo hay que salir a explicar qué ha fallado y quién es el responsable, y saber pedir perdón, cosa que nadie ha hecho.

— Son éstas las primeras elecciones municipales a las que concurre Vox después de haber obtenido representación tanto en el Parlamento como en el Congreso. ¿Cambiará mucho el mensaje y será local?

-El mensaje de Vox siempre es el mismo: atender a los problemas reales que afectan a la gente y ayudar a las empresas a crear empleo sobre todo bajando tasas e impuestos, facilitando o eliminando trámites, etcétera. En este sentido el mensaje es el mismo a cualquier nivel, nacional, autonómico o local aunque, lógicamente, hemos añadido propuestas concretas para afrontar los retos que hoy por hoy entendemos que tiene Córdoba.

— ¿Cuáles son las probabilidades con que cuentan de entrar en el Ayuntamiento?

-No hacemos mucho caso a previsiones ni a encuestas porque tienen escasa credibilidad en un panorama como el actual, tan cambiante. Todo puede pasar y está  en la mano de los cordobeses hacer historia. Nuestras ‘encuestas’ son los resultados obtenidos tanto en las elecciones andaluzas como en las generales, y el hecho objetivo de que no hemos parado de subir, incrementando en cada una de ellas los apoyos. No hay ningún motivo para que esta tendencia cambie así que confiamos entrar con la suficiente fuerza como para poder cambiar Córdoba. 

— ¿Cómo puede afectar la fragmentación de la derecha al reparto de concejales?

-El votante de Vox ha venido atraído por unos valores que no encuentra en otros partidos, buscando una opción valiente que defienda sus ideas. Nosotros no estamos en el debate derechas, izquierdas, arriba o abajo. Eso para la gente no es importante. No fragmentamos nada que otros no hubieran roto anteriormente, expulsando tanto a liberales como a conservadores de su partido. ¿Y ahora apelan al voto útil? Que lo hubieran pensado antes de traicionar a los votantes. Muchos de los que están en Vox cambiaron de partido para no cambiar de principios y otros se han acercado por primera vez a la política porque en Vox han encontrado un motivo de ilusión y han vuelto a creer en que otra política es posible.

— ¿Cómo definiría a los componentes de su candidatura?

-Unas personas entregadas a defender unas ideas que les representan, profesionales que sacan tiempo de sus trabajos y de sus familias para dedicar mucho a este proyecto. Hay arquitectos, graduados sociales, abogados, amas de casa, estudiantes, periodistas, comerciantes, empresarios, cada uno con una visión que hemos sabido encajar en el programa.  Son personas que han dado un paso valiente, cansados de no ser escuchados y sabedores de que si queremos que de verdad se arreglen las cosas hay que implicarse. Y vaya si lo hacen.

— ¿Hay algún punto estrella del programa electoral que quiera destacar?

-Hemos hecho un programa muy real, con cosas concretas a las que nos comprometemos porque depende de nosotros y sabemos que no vamos a fallar. Arreglaremos la Gerencia de Urbanismo y además rápido. Este tema es urgente necesidad. Bajaremos los impuestos, todos, de media un 8% y eliminaremos el ICIO y el de Circulación para motos. Como proyecto estrella yo destacaría la construcción de 12 piscinas y la reparación de otras tres porque en Córdoba poder combatir el calor no debe ser un lujo, sino un derecho. No habrá ni distrito que no tenga una piscina. Haremos también un gran parque integrando la sierra en la ciudad que sorprenderá a todos. De esto permítame que no le adelante más porque estamos terminando de elaborar los soportes para su presentación la próxima semana.

— A la vista de lo ocurrido tras las últimas elecciones andaluzas y generales los pactos serán necesarios para la conformación de Gobierno. ¿Qué ocurrirá en Córdoba y cuál será la disposición de Vox?

Nosotros de partida salimos a ganar y no a ser la muleta de ningún partido. Una vez conozcamos los resultados veremos qué grado de responsabilidad han decidido los cordobeses que tengamos en el necesario cambio que necesita nuestra ciudad. Vox trae también una nueva forma de hacer política, mirando a la gente a los ojos y no engañando a nadie ni traicionando la confianza que nos dan.  El que no esté en esta línea, no podrá estar con Vox.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here