El gerente de Aucorsa se querella contra un sindicalista por decir que hay una “situación insoportable”


El sindicato señala que no se va a retractar de sus afirmaciones y acusa a la dirección de la empresa de incumplir sus compromisos

Protesta de los trabajadores de Aucorsa en el Ayuntamiento.
Protesta de los trabajadores de Aucorsa en el Ayuntamiento. / Foto: LVC

El gerente de la empresa municipal Aucorsa, Juan Antonio Cebrián, ha anunciado una querella criminal contra el representante de CTA Custodio Sánchez por afirmar en nombre del sindicato que “la conducción continua y sin descanso durante ocho horas y tres cuartos en muchos de los casos, es una situación insoportable, que lleva a una merma de las condiciones físicas para la conducción, con el aumentando de la fatiga y la pérdida de reflejos”.

Protesta de los trabajadores de Aucorsa en el Ayuntamiento.
Protesta de los trabajadores de Aucorsa en el Ayuntamiento. / Foto: LVC

Como acto previo a la presentación de la querella criminal, ayer se celebró el acto de conciliación en el que no se llegó a ningún acuerdo, ya que ni Custodio Sánchez ni CTA “nos vamos a desdecir de lo que hemos afirmado”.

La tensión entre el gerente de Aucorsa y los trabajadores no es nueva. Ya en mayo de 2017 se negaron a hacer horas extras durante la Feria de Nuestra Señora de la Salud, por lo que el servicio de autobús en El Arenal se vio mermado considerablemente, con el lógico perjuicio a los cordobeses. Como no había un acercamiento de las posturas, en octubre anunciaron unas jornadas de huelga para diciembre de ese año, lo que fue una medida de presión que fue desbloqueada in extremis por la mediación del portavoz de IU, Pedro García, entre los trabajadores y la alcaldesa.

En aquellas declaraciones, Custodio Sánchez llegó a afirmar que las condiciones de trabajo”pueden provocar riesgos para la seguridad, y máxime cuando los tiempos que se dan para realizar los recorridos son insuficientes, aumentando los ritmos de trabajo para poder mantener las frecuencias”.

A través de un comunicado, CTA afirma que “la realidad es que al gerente lo que le ha molestado es que de octubre para acá CTA tenga en la empresa 130 afiliados, más del 30 por ciento de la plantilla”. Esta situación les facilitaría el uso de un despacho, así como “el reconocimiento de cuatro delegados sindicales con los recursos horarios correspondientes”. Como este compromiso no se ha cumplido, CTA “ha interpuesto una demanda por tutela de la Libertad Sindical y se ve que a eso no está acostumbrado”.

Además, añaden que la dirección de Aucorsa “había presentado un borrador de bases para cubrir una plaza en el cual se exigía para poder presentarse tener experiencia profesional acreditada, y resulta que la única persona que tiene dicha experiencia es el trabajador que ocupa ese puesto de trabajo por lo tanto, blanco y en botella”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here