Huerta de la Reina lleva tres años esperando que el gobierno municipal cumpla


El presidente de la asociación de vecinos se pregunta “si hay barrios de primera y barrios de segunda” en la ciudad

Calle de la Huerta de la Reina
Calle de la Huerta de la Reina. /Foto: VLC

El presidente de la asociación de vecinos Huerta de la Reina, Jesús Rodríguez Barberana, ha denunciado el retraso en el desarrollo de la remodelación integral del barrio de Huerta de la Reina, aprobado por unanimidad del Pleno hace ya más de tres años, por ser ésta “una zona sometida a la presión del tráfico y de falta de aparcamiento por su cercanía al Vial Norte que sufrimos los 365 días del año”.

Jesús Rodríguez, a la izquierda.  huerta de la reina vecinos
Jesús Rodríguez, a la izquierda. /Foto: LVC

Sin embargo, “el barrio sigue sufriendo aceras insuficientes y plagadas de obstáculos como grandes postes de luz o coches aparcando sobre las mismas, todo ello con una población relativamente envejecida con cada vez mayores necesidades de movilidad y mientras que de la reforma global acordada solo se ha hecho mejoras en dos calles y un tercer proyecto, la remodelación de la calle Colombia, está paralizado pese a tener presupuesto y ser una obra garantizada”, explica el presidente de la asociación de vecinos en un comunicado.

Rodríguez Barberana, que tras la asamblea del pasado lunes ha sustituido al frente de la asociación a Teresa Márquez (que continúa en la directiva junto a su sucesor), llega a preguntarse en el caso de la reforma de la calle Colombia, una vía en la que el paso del autobús “da auténtico miedo a los que caminan por sus estrechas aceras”, que “cómo con todos los requisitos cumplidos, se puede tardar tanto en licitar la obra”. Más aún, denuncia un agravio comparativo “cuando leemos en prensa que se están adjudicando las obras en otros barrios”, lo que le lleva nuevamente a interrogarse si “hay barrios de primera y barrios de segunda” en la ciudad. Aunque el presidente de la asociación de vecinos no pone en duda la buena voluntad de los responsables municipales, porque “los hechos son los que son y lo que sí es cierto es que se han incumplido los acuerdos en ésta área”.

El colectivo también denuncia la ausencia de un plan de movilidad integral, igualmente comprometido con los residentes, “que aminore el tráfico rodado por el barrio, desviando la circulación hacia otras arterias que soporten mejor la densidad de circulación de los vehículos”. Así, “no se han realizado medidas de choque para que la movilidad de los vecinos sea lo más segura posible, eliminando las barreras arquitectónicas que sufren como pueden ser la retirada de postes que invaden los acerados de los viandantes. Es más, están proliferando”, aparte de no haberse “dotado de pasos elevados para intentar reducir la velocidad de los vehículos en una sola calle” ni de “habilitarse zonas por donde transitar las personas de movilidad reducida”.

Todo ello no solo repercute en la calidad de vida del vecindario, según estos vecinos, sino que además lleva a que “cada día vaya desapareciendo más el comercio de cercanía”, con todo lo que ello supone para un barrio y su convivencia.

Ante esta situación, Rodríguez Barberana se pregunta que “para qué sirven los acuerdos adoptados en el Plenario del Ayuntamiento de la ciudad, quizá para dilatar en el tiempo las necesidades de unos vecinos que llevan viendo el deterioro de su barrio sin que nadie haya tomado medidas para revitalizarlo”, dice en un escrito que ha compartido la asociación de vecinos con la Federación de Asociaciones Vecinales Al-Zahara.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here