García propone no dar más licencias a viviendas turísticas en la zona Patrimonio, Ribera y Corredera


Pedro García viviendas turísticas casco histórico patrimonio de la humanidad
Pedro García. /Foto. LVC

El presidente de la Gerencia de Urbanismo, Pedro García, ha anunciado su intención de no conceder más licencias para viviendas turísticas en la zona declarada Patrimonio de la Humanidad, así como en la Ribera y Corredera. Ésta es una de las primeras medidas -“Habrá más”, ha anunciado- que se pondrán en marcha después de conocer ayer el estudio realizado por la empresa Espacio Común sobre este fenómeno.

Pedro García viviendas turísticas casco histórico patrimonio de la humanidad
Pedro García. /Foto. LVC

García argumenta esta decisión en “el nivel de gentrificación de estas zonas”, cuando los autores del informe dejaron claro que “la gentrificación no se puede medir”, porque es “un concepto muy poliédrico”.

Los pasos a dar pasan por la aprobación, en el consejo rector del próximo viernes, del avance de la innovación del Plan Especial del Casco Histórico para la protección del uso residencial y la regulación del uso turístico. Mientras este trámite llega a su final administrativo, García ha explicado que en la misma reunión se prevé acordar la adopción de medidas cautelares, que tendrán validez una vez se publiquen en el Boletín Oficial de la Provincia, entre las que destaca la suspensión de licencias para viviendas turísticas en la zona Patrimonio de la Humanidad, así como en el entorno de la Ribera y la Corredera.

Entre otras medidas relativas al uso turístico explicadas por García destaca que en la zona Patrimonio de la Humanidad no puede haber un edificio completo dedicado a comercio ni ha hostelería, ya que tiene que contar con una parte residencial. 

Además, no se puede dedicar a vivienda turística más del 25 por ciento del edificio, mientras que el alquiler de habitaciones no tiene limitación. En cuanto a los apartamentos turísticos, estos tienen que ocupar un edificio específico y cumplir las normas constructivas contempladas en el PGOU para evitar que una vez perdido el uso se conviertan en infraviviendas. Los hoteles también tienen que cumplir con la normativa y no pueden tener más de 40 plazas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here