Marcial Gómez: “El PSOE habla de indultos y de posibilidades de referéndum y ésas no son nuestras coordenadas”


Marcial Gómez. Ciudadanos
Marcial Gómez. /Foto: JC

La trayectoria política de Marcial Gómez está estrechamente ligada a Ciudadanos, una formación a la que contribuyó a implantar en Córdoba y en la que ha ocupado diversos cargos orgánicos. En las anteriores elecciones generales encabezó la lista y resultado elegido diputado. En esta legislatura ha desarrollado una labor en el Congreso de los Diputados que comenzó con un presidente del Gobierno y ha terminado con otro. Pese a esta circunstancia, Marcial Gómez considera fundamental el trabajo que se desarrolla desde el poder legislativo y que espera continuar en los próximos cuatro años.

Marcial Gómez Ciudadanos
Marcial Gómez. /Foto: JC

-¿Con qué ánimo afronta esta campaña electoral?

-Personalmente estoy muy contento de que el Comité Ejecutivo y la dirección del Grupo Parlamentario hayan confiado en mí y hayan decidido que soy el candidato idóneo para representar a Córdoba otra vez en el Congreso. Y también por todas las muestras de afecto y de cariño que todos los afiliados me han hecho llegar a lo largo de estos días. Muy ilusionado por poder terminar el trabajo que habíamos iniciado en esta legislatura y que, por desgracia, no hemos podido concluir. Quedan muchas cosas por hacer y tengo muchas ganas y mucho empuje para abordarlas en esta nueva legislatura.

-¿Cómo valora el equipo que le acompaña en la candidatura?

-Es un equipo magnífico. Todos son personas con diferentes trayectorias en distintos ámbitos de la sociedad civil. Hay otras candidaturas que presumen de que han hecho mucha provincia y de que han estado mucho en la provincia desde sus otros cargos políticos y nosotros presumimos justamente de lo contrario, de que somos un grupo de personas que venimos de la sociedad civil, que no nos dedicamos profesionalmente a la política y que venimos a aportar y a sumar a ese proyecto común de regeneración y de reformas que es Ciudadanos y que será por el periodo de tiempo que tenga que ser y luego volveremos a nuestros quehaceres.

-¿Qué importancia le da Ciudadanos a la experiencia política?

-Por supuesto que es necesaria. Por eso, cuando llegamos a las instituciones, preferimos quedarnos en un segundo nivel, en la oposición, facilitar la gobernabilidad, pero no entrar en esos gobiernos. Creo que ya hemos hecho esa travesía, ya hemos aprendido lo que supone estar en las instituciones y ahora es cuando estamos preparados para formar parte de los gobiernos, como ya hemos hecho en la comunidad autónoma de Andalucía, donde somos parte de ese Gobierno del cambio.

-Con mirada retrospectiva: ¿Cómo analiza sus cuatro años en el Congreso, al que llegó sin experiencia y ahora es un conocedor de la maquinaria legislativa?

-La verdad es que, en confianza, tengo que reconocer que aquellos seis meses de la legislatura fallida me vinieron muy bien para coger el ritmo. Después, en la XII Legislatura, he formado parte de unas comisiones en las que se ha trabajado con mucha intensidad. Se rompen los mitos de que el diputado no trabaja cuando el trabajo es muy intenso en las comisiones parlamentarias. Por ejemplo, la Comisión de Justicia, de la que he formado parte, tramitaba la mitad de las leyes que estaban en el Congreso o la Comisión del Pacto de Toledo es la que más comparecencias de expertos ha recibido y que más veces se ha reunido durante la XII Legislatura. Así que valoro muy positivamente el trabajo que se ha hecho y la pena es que la legislatura, primero con la moción de censura y luego con la convocatoria de elecciones, haya terminado tan abruptamente y no hayamos podido culminar tanto trabajo que se ha hecho en este tiempo. Por ejemplo, no han salido las recomendaciones del Pacto de Toledo, en las que llevaba tres años trabajando como uno de los portavoces de Ciudadanos. Y no han salido porque Unidos Podemos ha hecho sus cálculos electoralistas y decidió romper en el último minuto.

Marcial Gómez Ciudadanos
Marcial Gómez. /Foto: JC

-Pero el acuerdo ya estaba, lo que hubo fue una voladura del mismo.

-Efectivamente. Tampoco salió adelante la Estrategia Nacional de Justicia, en la que llevábamos mucho tiempo trabajando, pero el bipartidismo es siempre reacio a sacar las manos de la Justicia y de la cúpula de los jueces, y quiere seguir controlando y colocando a sus amiguetes a dedo en los sillones del Consejo General del Poder Judicial. No quisieron avenirse a esa reforma que permitiera ahondar en la independencia del Poder Judicial que es tan necesaria para que los ciudadanos recuperemos la confianza en nuestra Justicia.

-Como diputado por Córdoba, ¿qué se ha quedado en el tintero?

-Personalmente, lo último que me quedó en el tintero fueron las enmiendas que tenía preparadas para los presupuestos del señor Sánchez que se había vuelto a olvidar de la provincia de Córdoba. Parecía que cuando se dio esa circunstancia de que con un Gobierno socialista en la ciudad, en la comunidad autónoma de Andalucía y en el Gobierno central iba a llover el maná de las infraestructuras, e íbamos a prosperar muchísimo, pero nos dimos cuenta rápidamente de que no, de que Córdoba volvía a ser olvidada en los Presupuestos Generales del Estado por el Gobierno del señor Sánchez. Ya tenía preparadas algunas enmiendas y, bueno, como decayó el debate a la totalidad de esos Presupuestos pues no tuve que presentarlas. Pero queda mucho trabajo por hacer por Córdoba, porque su principal problema es el desempleo y como consecuencia del mismo hay otros problemas anejos, como las dificultades económicas de muchas de nuestras familias o la despoblación que están sufriendo nuestros pueblos. Ahora estamos trabajando en eso, en una reforma laboral que acabe con la precariedad y la temporalidad en el empleo. Creemos que es lo más urgente que necesita este país y Córdoba. También estamos trabajando en medidas para luchar contra esa despoblación, como pueden ser rebajas en el IRPF a las personas que viven y que trabajan en nuestros pueblos, una cuota reducida de 30 euros para las profesionales autónomas que trabajan en el campo o, por ejemplo, que la red de internet llegue hasta el último rincón de esa España vacía de la que se habla ahora, para fijar la población y para contribuir al desarrollo de toda nuestra provincia. 

Marcial Gómez Ciudadanos
Marcial Gómez. /Foto. JC

-¿De qué puede presumir Marcial Gómez de haber hecho por la provincia de Córdoba en esta legislatura?

-Algo se ha conseguido. No soy el que debe presumir o sacar pecho sino que son los ciudadanos de Córdoba los que deben juzgarlo. Simplemente me gustaría reseñar esos logros generales que hemos conseguido negociando los Presupuestos con el Partido Popular, como que se le bajaran los impuestos a todos los cordobeses . Recordemos que Córdoba es una de las provincias con la renta per cápita más baja, conseguimos que se subieran las pensiones mínimas y las de viudedad, que son de las más bajas del panorama nacional. Conseguimos el complemento salarial para nuestros jóvenes, para que pudieran seguir formándose a la vez que trabajan y, luego, conseguimos a través de algunas enmiendas que se avanzara muchísimo la nueva salida de la autovía en el kilómetro 403, que por desgracia había provocado el fallecimiento de algunos de nuestros conciudadanos, al igual que el bacheado de la autovía en dirección a Madrid que en los siguientes Presupuestos conseguimos que se incrementara la dotación en un millón de euros, como pedían todos los alcaldes de aquella zona.

-¿Qué supondría para España un Gobierno de Pedro Sánchez, en este caso legitimado por las urnas?

-Hay dos propuestas de futuro sobre la mesa y creo que los cordobeses nos jugamos nuestro futuro no sólo en las elecciones municipales sino en las generales. Un Gobierno del señor Sánchez volviéndose a apoyar en los separatistas o en los populistas supondría continuar con la España de la desigualdad o, como ellos la llaman eufemísticamente, el federalismo asimétrico. Pero hay otra propuesta de Gobierno sobre la mesa, que es la España constitucionalista, la que quiere acabar con las desigualdades, la que quiere el mismo catálogo de derechos y obligaciones para los ciudadanos en cualquier lugar del territorio de nuestra geografía. Creo que esta propuesta, que es una propuesta a futuro, sólo la puede liderar Albert Rivera. Le hemos tendido la mano al Partido Popular para conformar un Gobierno con ellos, porque la prioridad es acabar con la posibilidad de que Sánchez pueda volver a La Moncloa y reeditar el llamado Gobierno Frankestein, pero son los ciudadanos quienes tienen la última palabra para decidir quienes van a liderar esa propuesta de gobierno, pero tengo que defender que quien mejor la puede liderar es Albert Rivera. Es el mejor candidato, que no nos lleva otra vez a la ley del aborto de 1985, ni a cuestionar los modelos de familia, que era algo pacífico y socialmente aceptado.

-José Luis Ábalos ya ha ‘bendecido’ un acuerdo con Ciudadanos. ¿Despeja esto el futuro?

-Creo que no. El señor Ábalos puede decir lo que quiera pero lo que está claro es que son sus socios quienes le dicen que no le van a dar un cheque en blanco. Ya vimos cómo Esquerra Republicana y Bildu se aliaban para conformar un grupo parlamentario y exigirle a Sánchez las cosas que le van a exigir. También los populistas están diciendo cómo un Gobierno del PSOE con ciudadanos es un Gobierno de derechas y que ellos se postulan para ser sus socios favoritos. Nosotros ya hemos dicho que no vamos a pactar con el Partido Socialista. Es una decisión que ha tomado el Comité Ejecutivo de nuestro partido y, por lo tanto, lo mantenemos. Nuestra oferta de Gobierno es al Partido Popular, que es el partido que ahora mismo está en las coordenadas del constitucionalismo con la defensa de la ley y de la Constitución como norma fundamental y garantía de la convivencia. Y porque, además, hemos visto cómo el Partido Socialista sigue hablando de indultos, de posiblidades de referendum, como hizo el señor Iceta hace unos días. Ésas son sus coordenadas que, desde luego, no son las nuestras.

-¿El acuerdo entre PP y Ciudadanos en Andalucía está cumpliendo las espectativas?

-Creo que sí. Cada cuatro días está poniendo en marcha una de las promesas a las que se había comprometido en los 100 primeros días de gobierno. Así que me siento muy satisfecho; de hecho, yo mismo estoy dando alguna rueda de prensa anunciado los logros del Gobierno.

-Aunque sea una Administración distinta, ¿este trabajo refuerza la candidatura de Ciudadanos a las elecciones generales?

-Si, porque tenemos la suerte de ser un partido que sigue creciendo, que no ha parado de crecer, que no sabemos, al ser un partido de centro y moderado, cuál es nuestro techo electoral. Los que deben andar preocupados son los que andan perdiendo escaños y apoyos. Seguimos creciendo y se habla mucho de encuestas, pero las dos grandes y últimas encuestas son cuando se han puesto las urnas; en Cataluña, donde ganamos las elecciones en contra de todo pronóstico, y en Andalucía, donde experimentamos un gran crecimiento y hemos podido conformar ese Gobierno del cambio.

-¿Cómo prevé el desarrollo de estas dos campañas electorales, casi consecutivas, en las que por primera vez en España se presenta una izquierda y una derecha dividida en varias formaciones?

-No me considero en el bloque de la derecha, sino como un partido liberal, de centro, moderado. Lo que ocurre es que, circunstancialmente, el señor Sánchez no está ahora en las coordenadas del constitucionalismo, de defender la unidad de España y eso nos deja únicamente la vía del Partido Popular para conformar un Gobierno tras las generales. Lógicamente, en las municipales ya veremos quiénes son sus candidatos y cuales son sus propuestas, por lo que no me voy a manifestar ahora. Lo que sí es cierto es que no parecen dos campañas diferenciadas, sino una única que se va a desarrollar a lo largo de dos meses. Por lo que tendremos que redoblar esfuerzos y cuando termine la primera tomar un breve descanso y seguir en campaña para ayudar a nuestros compañeros. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here