Ganemos, ahora sí, se reunirá en su sede y no en el centro cívico


La sede de María Auxiliadora es el enclave de la próxima reunión, tras la polémica desatada por el uso de los centros cívicos para estos actos

Sede de Ganemos en la calle María Auxiliadora./Foto: LVC
Sede de Ganemos en la calle María Auxiliadora./Foto: LVC
Sede de Ganemos en la calle María Auxiliadora./Foto: LVC
Sede de Ganemos en la calle María Auxiliadora./Foto: LVC

Los miembros de la agrupación de electores Ganemos Córdoba mantendrán este miércoles 20 de marzo una reunión de trabajo, en su sede ubicada en la calle María Auxiliadora. Y lo harán “después de los avances y valorando las necesidades para el nuevo espacio de Ganemos en Común”.

Esa última será la denominación de la coalición electoral (incluye a Equo, a Iniciativa del Pueblo Andaluz, a miembros de Podemos, activistas, independientes y al propio Ganemos Córdoba), con la que la formación política concurra a las elecciones municipales, que se celebrarán el próximo mes de mayo. La misma fue acordada la pasada semana, tras la reunión que sus miembros mantuvieron en la casa ciudadana de Lepanto. Una cita aquella que se produjo en pleno auge sobre la polémica en torno al uso de los centros cívicos.

Y es que, cabe recordar que mientras Ganemos ha venido desarrollando reuniones y asambleas en numerosos centros cívicos de la ciudad, el Ayuntamiento -a través de la Delegación de Participación Ciudadana- denegaba a la parroquia de la Aurora el uso del centro cívico de Levante, entre los días 11 y 23 de abril.

Una petición que se producía con objeto de llevar a cabo los preparativos de la salida procesional de la agrupación parroquial de La O. La negativa se amparaba en dos artículos del Reglamento municipal de los centros cívicos. En concreto, la norma número 51 fue la que generó la controversia, puesto que en ella se especifica la imposibilidad de hacer uso religioso de estos espacios. Si bien y además de que la agrupación parroquial especificó que no iban a celebrarse actos de este tipo, no hubo aprobación.

Ello en un “agravio comparativo” que fue denunciado por el Partido Popular. Y es que el uso de Ganemos de estos lugares, acudiendo al rigorismo del artículo 51, tampoco era viable, ya que la norma niega también el uso político de tales enclaves. Un hecho que certificó el secretario del Pleno en un amplio informe, que se conocía el pasado viernes. En el mismo, el funcionario recomendaba que se permitiera el uso a la agrupación parroquial de las instalaciones del centro cívico de Levante.