Vox lleva al Juzgado las agresiones a los monumentos


vox
Monumento a Osio. /Foto: LVC

El vicesecretario jurídico de Vox, Alejandro López, ha interpuesto una denuncia contra las agresiones sufridas esta noche por diversos monumentos en Córdoba porque “usan un lenguaje soez y atentan contra la libertad religiosa y de conciencia de parte de la población” y pide que se investiguen los hechos “por si pudieran ser constitutivos de delito”.

vox
Monumento a Osio. /Foto: LVC

Rafael Saco, vicepresidente de Vox ha criticado duramente “el uso político y partidista que algunas personas han hecho hoy del patrimonio de todos los cordobeses utilizando un lenguaje soez y consignas feministas y atentando contra la libertad religiosa y de conciencia departe de la población” y ha advertido “del peligro de que por parte del Ayuntamiento se consienta a algunos saltarse la ley a la torera y de paso, dañar gravemente la imagen de nuestra ciudad, Patrimonio de la Humanidad, que encuentra en el turismo cultural su principal fuente de riqueza y de creación de empleo”.

“¿Qué ocurriría si mañana fueran lazos amarillos o publicidad de algún supermercado o un pub lo que nos encontráramos en nuestros monumentos? ¿O es que en esta ciudad algunos pueden saltarse la ley y las ordenanzas y no pasa nada, pero otros no?”. En Vox “creemos que las normas están para cumplirlas, todos por igual, y por eso seremos implacables y vamos a utilizar los medios que la ley pone a nuestra disposición para denunciar este grave hecho y pedir que se identifique a los responsables y se les sancione según ley en caso de que sus acciones sean constitutivas de delito, con la idea de evitar que estas acciones incívicas se sigandando y pueda haber un efecto llamada”.

Alejandro López, abogado en ejercicio y vicesecretario jurídico de Vox ha sido el encargado depresentar la denuncia ante la autoridad competente porque “ciertos comportamientos nopueden justificarse ni permitirse. Si ante estas agresiones contra nuestro patrimonio miramos para otro lado corremos el riesgo de convertir nuestra ciudad en un circo”.