La comparación más triste para Cruz Conde


cruz conde
Calles Cruz Conde de Córdoba y Larios de Málaga./Foto: Beatriz Baldasano
cruz conde
Calles Cruz Conde de Córdoba y Larios de Málaga./Foto: Beatriz baldasano

La calle José Cruz Conde se apaga, en sentido literal. Y es que a los problemas con los negocios que se han marchado de esta vía comercial por antonomasia de la ciudad, de un tiempo a esta parte, los problemas con las luminarias (fundidas en buen número) se han convertido en otro ingrediente más que añadirle.

Así lo han denunciado desde ediles como Amelia Caracuel (esta se lamentaba allá por las celebraciones navideñas de que numerosas farolas y luminarias estaban siempre apagadas), has numerosos cordobeses en redes sociales. Una de las últimas en hacerlo ha sido Beatriz Baldasano quien, ilustrando su denuncia con una fotografía de Cruz Conde, se ha lamentado en los siguientes términos: “Centro de Córdoba, Calle Principal, Primera Línea como se suele decir para comercios, calle Cruz Conde, 19:30 horas, mes de marzo. Farolas fundidas desde hace varios meses, iluminación pésima del ayuntamiento, la única luz la que aportamos y pagamos cada una de las tiendas, cada vez menos numerosas, que damos vida a la calle”.

Su denuncia la ha llevado a cuestionarse, si ¿alguien tiene alguna foto de una calle principal a la misma hora en otra ciudad? Calle Larios sin ir más lejos”. Y ha añadido un importante matiz, ya que “el pasado mes de diciembre se informó al Ayuntamiento de Córdoba del estado de las farolas fundidas, ¿han hecho algo? Sí, caso omiso. Eso sí, cambiarle el nombre si es importante. ¿Dónde está el Ayuntamiento?”, se ha preguntado finalmente.

2 Comentarios

  1. Es la tónica general en toda la ciudad, cualquiera que se de un paseo por la ciudad comprobará que los jardines son cuevas de lobos, el casco histórico, María la judía, el tramo entre Rabanales y la glorieta de Carrefour Zahira. Córdoba está a oscuras porque se ve que esta tropa del ayuntamiento no ha entendido muy bien lo de la eficiencia energética. Han decidido que apagando las bombillas es como sale más barato. Esta gente debe largarse porque no valen ni para dar a un interruptor.

  2. El desorbitado precio de los alquileres tambien ha hecho desaparecer el comercio de la calle. Pocos son los negocios que se pueden permitir pagar 6.000 € al mes. La avaricia rompe el saco

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here