De la pelea al estado de la Puerta del Puente: los problemas del casco histórico


Una de las propuestas más interesantes ha sido la de José María Bellido, consistente en recuperar la Concejalía de Patrimonio y Casco Histórico

casco
Estado en que se halla la Puerta del Puente./Foto: Jesús Caparrós
casco
Estado en que se halla la Puerta del Puente./Foto: Jesús Caparrós

Se cumplen dos semanas desde que el candidato a la Alcaldía del PP, José María Bellido anunciara que creará una Concejalía de Patrimonio y Casco Histórico para que “se dedique exclusivamente a resolver sus problemas”. Esto son múltiple y van desde el estado de conservación y mantenimiento de algunas zonas, hasta la pelea entre dos mujeres que venden romero y que se ha hecho viral en redes.

Este último es un problema que viene de lejos. Y es que cabe recordar que los comerciantes del casco histórico se reunían hace casi un año con la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, entre los problemas que estos trasladaban a la regidora, uno de ellos era el aumento de casos de pillaje detectados, así como timos como leer futuro en manos, o venta de romero, en lo que todos los comerciantes coincidieron en señalar como el mayor problema de nuestro casco histórico. Ambrosio se comprometía a trasladar esta situación a la Junta Local de Seguridad, para ver las posibilidades de poder combatir este tipo de situaciones. Si bien, 10 meses después la alteración del orden público que se ve en la reproducción deja patente que la problemática no parece haber disminuido.

La Semana Santa como excusa

Público en la procesión extraordinaria de Humildad y Paciencia./Foto: BJ

Una de las quejas recurrentes de las asociaciones vecinales, curiosamente la de La Medina -que es la verdaderamente afectada- nunca se ha mostrado en contra, es el número de procesiones que se desarrollan en la zona. De tal modo que, si la Federación de asociaciones de vecinos Al-Zahara afirmaba, por ejemplo, en el mes de octubre en el Puente del Pilar tras la salida extraordinaria de Humildad, que la paciencia de los vecinos “ha llegado a su límite” después de un fin de semana con numerosas actividades repartidas por el casco histórico; La Medina, la que aglutina a los vecinos del Casco Histórico, negaba la mayor a la primera.

La presidenta de La Medina, Lourdes Martínez, reconocía que “es verdad que ha habido masificación, es verdad que había lugares donde apenas se podía pasar, pero ¿todo era culpa de la procesión?” Su respuesta era clara: “Seamos serios, un Puente del Pilar con los hoteles llenos de turistas ávidos de ver monumentos durante tres días no es masificación, un Festival de Callejas para el que se han agotado más de 20.000 pasaportes. Es decir, mínimo 20.000 personas por toda la ciudad, sobre todo por la Axerquía durante cuatro días no es masificación”. Por el contrario, “una procesión durante unas horas ¿si es masificación?”

Medidas reales

José María Bellido, con vecinos del Casco Histórico.
José María Bellido, con vecinos del Casco Histórico. /Foto: JC

Entre aquel final de verano y comienzo del otoño de 2018 el ambiente ya estaba caldeado (parecen cíclicos las declaraciones de Al-Zahara y el Consejo del Movimiento Ciudadano). Una fecha en la que Bellido ya había insistido en la necesidad de poner en marcha cuatro medidas que pasaban por la recuperación de la antedicha Concejalía de Patrimonio y Casco Histórico, “que tenía un presupuesto de 800.000 euros para atender lo que reclaman los vecinos”. Asimismo, pidió la creación de un consejo permanente integrado por vecinos, hosteleros, comerciantes y todo el que tenga que ver con el Casco Histórico “porque no se trata de demonizar el turismo, sino de tener un órgano en el que todos estén presentes y se garantice la convivencia y la fuente de ingresos”. La tercera de las medidas caminaba por la redacción de un plan de usos turísticos “porque es una herramienta que no modifica el Plan Especial del Casco” y, por último, reclamaba un plan de gestión patrimonial “que estamos obligados a tener ante la Unesco”.

Caso omiso

Pese a que las voces que claman una solución son muchas, desde el gobierno municipal a lo más que se ha llegado es a acondicionar el aparcamiento de Miraflores, tras muchos meses de protesta de los vecinos del casco, ante la situación de inseguridad que vivían. De nuevo, como denunciaba recientemente La Medina, “se nota que se acercan las elecciones, ahora todos los políticos se pasean haciéndonos promesas y haciéndose fotos, lógico, estamos en campaña electoral, pero hay algo muy importante que ningún político tiene que olvidar, y es el respeto a las asociaciones de vecinos que luchan por sus barrios a cambio de mejoras, asociaciones que denuncian las deficiencias y abandono por parte de las administraciones, asociaciones que no cobran ni un euro y le dedican muchísimo tiempo”.

Medina animaba a que “arreglemos las calles (como la Encarnación); limpiemos el tramo urbano del río de tanta suciedad; pongamos los aseos públicos aprobados por unanimidad en septiembre del año pasado; limpiemos los solares insalubres; hagamos más viviendas residenciales de protección oficial; basta de tantos locales de ocio y hoteleros, que obligan a los vecinos a marcharse; basta tanto de decir que no quieren una maqueta en el casco histórico y pongan remedio para que no ocurra. Escuchen más a los vecinos y dejen de mirarse el ombligo”. También denunciaba el estado de la Puerta del Puente, un enclave que es la entrada del turismo a la ciudad y se halla en un estado de conservación bastante cuestionable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here