Una joven cordobesa denuncia una agresión machista en el Metro de Madrid


Mar Baena se lamentó en Twitter de que no le hicieran caso, aunque finalmente ha conseguido con su protesta que detengan al agresor

Metro de Madrid./Foto: LVC
Metro de Madrid./Foto: LVC
Metro de Madrid./Foto: LVC
Metro de Madrid./Foto: LVC

“Anoche volvía a casa con mi novio. Estábamos en Ópera, L2, dirección Cuatro Caminos, cuando vi en el andén de enfrente que una pareja discutía. El chico parecía bastante enfadado y hacía aspavientos con las manos, lo que llamo mi atención y me quedé atenta por si iba a más”. En estos términos comenzaba a relatar en un hilo de Twitter, la joven cordobesa Mar Baena, cómo fue testigo de una agresión machista en el Metro de Madrid.

“En cuestión de segundos este chico fue a más y le pegó varios empujones a la que sería su pareja. Yo desde el andén de enfrente vi que al lado de ellos se encontraba uno de seguridad de @metro_madrid por lo que mi reacción fue gritarle indicándole con la mano que fuese hacía ellos”, prosigue relatando Baena. Esta se lamentaba en la red social de que, ni la seguridad del Metro ni, posteriormente, la Policía le hacían caso: “El de seguridad estaba hablando con un hombre indicándole alguna dirección por lo que no me hizo el más mínimo caso. Mientras, la pareja seguía discutiendo y en una de las muestras de ira del chico, cogió a la que fuese su pareja del cuello”.

Baena, que vio los hechos desde el andén de enfrente junto a su novio, relata cómo cruzaron y “le explicamos lo que hemos visto. Mientras, la chica continúa llorando y el agresor solo se reía y me decía ‘¿Yo le he pegado? ¡Yo no le he hecho nada! Es un juego’. Mi novio pide al de seguridad que llame a la Policía”.

En su descripción de los hechos llama la atención como esta joven cordobesa explica que, “de repente vi que la chica llevaba un par de rosas en una bolsa. Supuse que se las había regalado él por San Valentín así que la miré a los ojos y le dije. Esto no sirve de nada si después te trata así. Por favor, espera a que venga la Policía y pon una denuncia”.

Finalmente, la víctima no puso denuncia y Mar y su novio no consiguieron que detuvieran al presunto agresor en la noche de San Valentín. Si bien, seis días más tarde y tras el visionado de las imágenes grabadas por las cámaras de Metro Madrid, la Policía ha detenido al agresor.