La inestabilidad del arco del Portillo se eterniza


Concejales del PP en el arco del Portillo.
Concejales del PP en el arco del Portillo. /Foto: LVC

La situación del arco del Portillo es muy delicada. El derribo por ruina de la vivienda recayente a la calle de la Feria ha puesto de manifiesto su inestabilidad. Esta construcción medieval es la única conexión de época que se mantiene entre la Villa y la Ajerquía, está situada en una zona de alto tránsito turístico y su estado se ha debilitado desde hace seis años, cuando en plena Semana Santa dictaminaron los bomberos que había que derribar el inmueble sobre el que se apoyaba.

Esta operación puso de manifiesto que el arco, que data del siglo XIV y que está catalogado como BIC, ha ido perdiendo sus apoyos con el paso del tiempo, por lo que su inestabilidad es manifiesta. Es más, durante el proceso de derribo comenzó a moverse, como ha señalado Luis Celorio, propietario de una vivienda colindante.

Ante esta situación, el viceportavoz popular, Salvador Fuentes, ha explicado que su grupo volverá a plantear el asunto en el Consejo Rector de la Gerencia de Urbanismo, porque “a la indolencia del equipo de gobierno para asumir un presupuesto para rehabilitar este arco, se suma la incompetencia de la Gerencia para otorgar dos licencias a dos ciudadanos que llevan más de cuatro años esperando construir en este solar”:

La normativa urbanística en el Casco Histórico es muy restrictiva y no permite que se agreguen dos o más viviendas. En este caso se trata de dos viviendas y “Urbanismo quiere unir las dos viviendas y que corran con la restauración del arco”, cuando éste es de titularidad municipal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here