Escuelas Católicas mantiene el mensaje de tranquilidad a las familias y a los centros

8

La institución solicita prudencia ante las noticias aparecidas según las cuales las aportaciones voluntarias realizadas por los padres a los centros concertados no pueden considerarse donaciones

Montero
María Jesús Montero./Foto: Europa Press

Escuelas Católicas ha solicitado prudencia ante las noticias aparecidas, según las cuales las aportaciones voluntarias realizadas por los padres a los centros concertados no pueden considerarse donaciones y, por tanto, no serían susceptibles de desgravación. Así lo ha apuntado la institución en un comunicado, que venía a colación de las declaraciones realizadas por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero (PSOE), esta semana a Antena 3.

“Tanto fuentes del Ministerio de Educación como de Hacienda a las que hemos tenido acceso, señalan con claridad que las actuaciones de Hacienda se han restringido a casos aislados, y no estamos ante ningún aviso oficial de la Agencia Tributaria que afecte a la generalidad de los padres que ha elegido la enseñanza concertada y efectúa donaciones”, se ha tranquilizado desde Escuelas católicas. En este sentido, se ha subrayado que “la respuesta del Gobierno a la consulta de un grupo parlamentario se limita a recordar los preceptos legales en vigor”.

Otro de los aspectos que se han valorado desde Escuelas Católicas ha radicado en que “conviene resaltar que no se ha producido ninguna modificación de la Ley 49/2002 de Mecenazgo, y que la Agencia Tributaria ha admitido dichas deducciones con carácter general desde hace 20 años. Escuelas Católicas desea subrayar que siempre que cumplan los requisitos previstos en dicha Ley (voluntariedad y sin exigencia de contraprestación), dichas aportaciones voluntarias pueden ser objeto de desgravación fiscal por parte de los donantes”.

Comunicado del Ministerio de Hacienda

Cabe recordar que la ministra Montero indicó que algunas familias se han desgravado estas cuotas al considerarlas como una donación, cuando en realidad se trata de “un dinero que se entrega a cambio de una prestación” y, por tanto, “no puede seguir estos parámetros”. Unas afirmaciones que causaron un gran revuelo. De tal forma que, horas después, el propio Ministerio aclaraba la situación por medio del siguiente comunicado:

“El Ministerio de Hacienda reitera que no existe una campaña general de inspección de la Agencia Tributaria sobre los donativos en colegios concertados. Simplemente se vienen realizando controles puntuales desde hace tiempo en distintos puntos del territorio.

La deducción por donativos en el IRPF está regulada en el artículo 68.3 de la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y en la Ley 49/2002 de Régimen Fiscal de las Entidades sin Fines Lucrativos y de los Incentivos Fiscales al Mecenazgo.

Los donativos que algunos padres realizan a fundaciones de colegios concertados serán deducibles en el IRPF si cumplen los requisitos legales.

En casos puntuales, la Agencia Tributaria ha detectado que un donativo no era tal y ha exigido su regularización.

La regularización se produce cuando la Agencia Tributaria detecta una contraprestación por ese pago; es decir, cuando el supuesto donativo no tiene carácter voluntario y financia una actividad ordinaria del colegio que repercute en el alumno.

Por lo tanto, no se ha producido ningún cambio legal ni de criterio. La actuación de la Agencia Tributaria en este ámbito sigue siendo la misma que en los últimos años y, como no puede ser de otra manera, se exigirá la regularización cuando se detecte que un contribuyente se ha deducido como donación lo que en realidad es el pago por un servicio.

Esta problemática no afecta en nada a las deducciones fiscales vigentes en el IRPF que existen en el ámbito de la enseñanza en algunas comunidades autónomas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here