Denuncian a Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez por incitación al odio


La denuncia la firman los hijos del fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía

Foto: Jesús Caparrós Iglesias elecciones
Pablo Iglesias./Foto: Jesús Caparrós

La campaña de algunas personalidades de la izquierda hacia los firmantes del pacto de gobierno en Andalucía podría dar un giro sustancial en las próximas semanas. Y es que la Fiscalía Superior de Andalucía ha recibido una denuncia contra el líder nacional de Podemos, Pablo Iglesias, y su homóloga andaluza, Teresa Rodríguez, acusados de un posible delito de incitación al odio por hacer un llamamiento contra la “extrema derecha” tras la votación en las elecciones andaluzas.
Teresa Rodríguez, de Podemos.
Teresa Rodríguez, de Podemos. /Foto: LVC

Así lo ha adelantado el diario Ideal, mientras que a la denuncia ha tenido acceso Efe. Esta última ha sido firmada por los hijos del fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) asesinado por ETA Luis Portero, Luis y Daniel Portero, al considerar que los dos dirigentes de Podemos pueden ser responsables de un delito de incitación al odio por motivos ideológicos.
Los hechos se remontan a las declaraciones que realizaron ambos políticos en la jornada del 2 de diciembre, cuando tuvieron lugar las elecciones, conminando a actuar contra la “extrema derecha”. En la denuncia, los hermanos Portero aportan las declaraciones de los dos responsables de la formación morada y argumentan que el posicionamiento contrario al resultado de VOX, que obtuvo 12 diputados, motivó “numerosas manifestaciones”.
El escrito recuerda que diferentes provincias andaluzas y de otros puntos del país repitieron la noche del 2 de diciembre y días posteriores, manifestaciones y marchas que, en el caso de Córdoba, colapsaron el centro de la ciudad. Asimismo, en el Bulevar del Gran Capitán se pudieron observar banderas separatistas, mientras un auténtico caos vivieron tanto los conductores como los propios agentes de la Policía Local ante la denominada manifestación ‘antifascista’ que, sin autorización de la Subdelegación del Gobierno, recorrió las calles del centro en plena hora punta, entre las 19:00 y las 21:00, el 4 de diciembre. Ello improvisando el recorrido, por lo que el cuerpo de seguridad no podía establecer plan alternativo de tráfico ni para los vehículos ni para el transporte público, que se vio inmovilizado en muchos momentos.