CECO reclama a García participar en la reforma de Miraflores


Antonio Díaz recuerda que toda innovación del PGOU tiene que pasar antes por el Consejo Social de la Ciudad, de la que forma parte

La patronal cordobesa CECO, a través de su presidente, Antonio Díaz, ha reclamado al presidente de la Gerencia de Urbanismo, Pedro García, poder participar en la innovación del PGOU para reformar los usos de Miraflores y del entorno de la Calahorra de la que dijo el también portavoz de IU que sólo faltaba consensuarla con el Consejo del Movimiento Ciudadano.

Pedro García y Antonio Díaz.  ceco urbanismo
Pedro García y Antonio Díaz. /Foto: LVC

Díaz, quien ha afirmado que ha conocido el proyecto presentado el jueves a través de los medios de comunicación, ha recordado que la organización que preside es parte del Consejo Social de la Ciudad, que es “el que tiene que informar de todas las modificaciones del PGOU”. El presidente de CECO ha indicado con firmeza que estos cambios en el PGOU “no es un tema de hablarlo con quien se quiera, sino con quien está estipulado” y ha señalado que así está recogido en la Ley de Grandes Ciudades, por lo que “no se puede obviar lo que dice la norma”.
Como señaló García en la presentación del proyecto, éste había sido presentado a la alcaldesa y sólo faltaba el consenso con el Movimiento Ciudadano antes de llevarlo al Consejo Rector de la Gerencia de Urbanismo para iniciar su tramitación que, según señaló, durará unos seis o siete meses. Entre las medidas más llamativas figura la desaparición de la huella del que iba a ser el Palacio de Sur, con lo que el Ayuntamiento se olvida para siempre de esta iniciativa. Además, la intención de Pedro García es salvar el Rey Heredia por sus “connotaciones importantes de memoria histórica” mientras se derriban todas las viviendas de la misma manzana, entre las que se incluyen los populares establecimientos como Casa Miguelito o el bar Los Romerillos.
La innovación del PGOU prevé además la construcción del Museo de Bellas Artes en el solar que ahora usan los vecinos de la zona de la Ribera, así como la construcción de un auditorio y una residencia para jóvenes creadores.