“Córdoba no está en el mapa de los inversores”, según los empresarios


Los empresarios agrupados en Construcor, así como la patronal CECO han cargado duramente contra la situación que la construcción padece en Córdoba en los últimos cuatro años. Así, la presidenta de Construcor, María Dolores Jiménez, ha señalado que 2018 “ha sido un año prácticamente perdido” en esta materia, con lo que esto supone para el empleo y para la actividad económica de la ciudad.

Francisco Carmona, María Dolores Jiménez y Antonio Díaz. CECO Construcor construcción
Francisco Carmona, María Dolores Jiménez y Antonio Díaz. /Foto: JC

El secretario general de Construcor, Francisco Carmona, ha ido más allá y ha detallado la situación en que se encuentran cuestiones como la ausencia de ordenanza de licencias, el Plan Municipal de Vivienda y Suelo, la recogida neumática de residuos, la Inspección Técnica de Edificios o la denominada Zona de Flujo Preferente, cuya aplicación por parte de la Gerencia de Urbanismo ha hecho que se devalúe en un 50 por ciento el precio de las vivienda y locales comerciales en zonas como Cañero, Campo de la Verdad y Miraflores por una singular interpretación de la normativa. Todo esto hace, según Carmona, que “Córdoba no está en el mapa de los inversores y como no lo tomemos en serio podemos estar languideciendo poco a poco”.

Para María Dolores Jiménez, esta situación requiere “gestión, modernización y ganas de trabajar y de solucionar problemas”. La presidenta de Construcor ha expuesto que la situación en la misma en otras ciudades y ninguna de ellas está en la situación en que está Córdoba, ya que “hemos salido de una crisis y no podemos trabajar porque la administración no funciona”, señala en alusión directa a la gestión que se realiza tanto desde el cogobierno municipal como desde la Gerencia de Urbanismo.

El presidente de CECO, Antonio Díaz, por su parte, ha criticado que en Córdoba “se ha perdido muchísimo tiempo”. Como ejemplo ha expuesto todos los avatares sufridos con la denominada ordenanza de licencias. En mayo recibe la llamada de la alcaldesa y le entrega un borrador de ordenanza. A los pocos días se sabe que en la Gerencia de Urbanismo hay otra distinta. Tras la unificación, desde agosto “no sabemos en qué despacho está, porque tramitar una ordenanza no es freír un huevo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here