Arrancan unas rebajas a medio gas


Las previsiones indican que los cordobeses gastarán estos días 84 euros y los comerciantes critican las prácticas de las grandes empresas

Comercio en rebajas.
Comercio en rebajas. /Foto. JC

Las rebajas ya no son lo que era. Distintos factores han acabado diluyendo la ilusión de los adultos que tomaba el relevo de los más pequeños al día siguiente de la Epifanía. En la actualidad cuesta trabajo encontrar, como sí ocurría hace unos años, a gente esperando a que abrieran las puertas para abalanzarse sobre ese producto que días antes habían visto a un precio superior. La implantación del descuento permanente, las compras on line y la práctica de los grandes establecimientos de poner hoy a la venta un género fabricado expresamente para las rebajas son factores que hacen que las rebajas en la actualidad estén a medio gas. En estas rebajas se espera que los cordobeses gasten una media de 84 euros, una cifra por debajo de la media andaluza, que está en 89 euros, y de la española, que ronda los 110 euros.
El presidente del centro comercial Centro Córdoba, Manuel Blasco, da en la clave al señalar que “las rebajas son una pantomima, porque ya se pueden hacer los 365 días del año”, con la desregulación de los periodos de descuentos así como con la llegada de fenómenos nuevos, como es el caso del black friday. Defiende Blasco que las rebajas sea el periodo de liquidación de los restos de temporada “y no puede ser que estés permanentemente de rebajas, por eso digo que ahí viene el engaño, sobre todo con las grandes empresas, que fabrican en China o en Vietnam y compran a uno y venden a diez”.
Esta picaresca de los grandes establecimientos no pasa desapercibida a las organizaciones de consumidores y usuarios. Así, la UCA-UCE ha elaborado una serie de consejos y recomendaciones, que son los siguientes:
 

  • Hay que comprobar que la calidad y la garantía del producto sean las mismas que en cualquier otra época del año.
  • Los productos de temporada son los únicos que se pueden ofertar en rebajas y lo normal es que hayan permanecido en la tienda antes de dichas rebajas.
  • En la etiqueta debe constar el precio antiguo y rebajado.
  • Las formas de pago deben ser las mismas que en cualquier otro periodo.
  • El ticket de compra o factura es imprescindible para realizar una devolución o reclamación. Además los comercios se encuentran obligados por ley a facilitarlo siempre.
  • Los productos rebajados deben estar claramente identificados y separados de los que no estén rebajados, para evitar con ello confusiones a los clientes.
  • Los elementos con taras, desfasados o con deterioros, deberán identificarse como saldos.
  • Hay que prestar especial atención al régimen de cambios o devoluciones que establezca el comercio, puesto que, salvo en caso de productos defectuosos, no tiene obligación de aceptarlo más que en las condiciones en que se haya informado al consumidor.
  • La persona consumidora tiene el derecho de pedir la hoja de reclamaciones si no está conforme. Los comerciantes se encuentran obligados por ley a facilitarla y en caso contrario se podrá denunciar al establecimiento ante las autoridades competentes en materia de consumo.
  • Tanto en rebajas como en cualquier otro periodo de compras es recomendable optar por comercios adheridos al Sistema Arbitral de Consumo.
  • Tener presente que la venta de saldos en lugar de rebajas, la ausencia o incorrecciones en el etiquetado son los motivos de reclamación más frecuentes, aunque no los únicos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here