Los devastadores efectos de los incendios callejeros


Los fuegos aparentemente intencionados sobre coches, contenedores y motocicletas vuelven a evidenciar una situación en la capital que parece no tener control

incendios
Motocicleta calcinada en la acera de la calle Altillo./Foto: LVC

En lo que se lleva de semana los datos de los incendios en distintas zonas de la capital cordobesa no invitan al optimismo. Y es que, en el marco de las celebraciones navideñas, a los continuados incendios de contenedores, se han sumado los de vehículos y motocicletas. Unos de los que han llamado la atención ha sido el fuego que calcinó por completo a un coche y una motocicleta en la calle Altillo.
Motocicleta calcinada en la acera de la calle Altillo./Foto: LVC

Y es que, en la madrugada anterior a la Nochebuena, dicha vía era el escenario de un fuego que, desgraciadamente, no es la primera vez que se producía en la zona. Un barrio, ubicado en el Distrito Sur de la ciudad, que es uno de los más afectados -junto al de la Fuensanta– por los continuos incendios. Hasta el punto de que los vecinos ven como habituales estos sucesos que llevan una media de un episodio semanal, entre contenedores, coches y demás.
Motocicleta calcinada en la acera de la calle Altillo./Foto: LVC

Una situación que, en el caso de los incendios no ofrece peores datos que en el mismo periodo de 2017. Y es que, hasta el mes de noviembre del pasado año, 218 contenedores ardían en la ciudad. Mientras que, en el mismo plazo del año en curso, son 201. Aunque el número sea un poco inferior, no deja de ser cierto que la cantidad es muy elevada y, en dos años, se va a acercar al medio centenar. Una cifra que debe llamar a la reflexión de las autoridades municipales y, también, a la colaboración ciudadana. De cara a poner freno a una sangría que, por contenedor, cuesta al erario casi 1.000 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here