A por las compras de última hora

17

El mercado Sánchez Peña, en la plaza de la Corredera, es uno de los puntos donde los rezagados buscan lo que les falta para la cena de Nochebuena.

Lo tradicional en la fiesta de Navidad es prever todo aquello que se va a necesitar tanto para la cena de Nochebuena como la comida de mañana. En las vísperas se van adquiriendo los productos, tanto para evitar prisas de última hora como para ahorrar algunos euros, ya que está comprobado que los precios suben en los últimos días, aunque no del mismo modo en todos los alimentos.

Mercado Sánchez Peña Corredera
Mercado Sánchez Peña. /Foto: JC

Es cierto que pese a la previsión existente hay que deja algo para comprarlo el último día en cualquier comercio, gran superficie o en los distintos mercados municipales. En uno de ellos, en el Sánchez Peña, se concentra la tradición antigua de la Navidad en Córdoba, cuando prácticamente era el único que proporcionaba el avituallamiento a toda la ciudad. Hoy, en la plaza de la Corredera se respira ambiente navideño y su mercado es testigo de esas compras de última hora para ofrecer esta noche los mejores alimentos.
Aunque no todos los puestos estaban abiertos en este día de Nochebuena, muchos compradores se han acercado al Sánchez Peña a por aquello que se ha dejado para última hora. En la pescadería García Sánchez brillaba esta mañana un hermoso rodaballo, así como una caja de lubinas pidiendo pasar por el horno. En frente, cuerpos, langostinos y gambas ofrecían frescura y calidad al espectador.
También concurridos estaban los puestos de frutas y verduras, el de los aliños de Zurera, entre otros, así como los de embutidos, como el de Juan Vallés, todo un clásico en el Sánchez Peña. María Luisa es vecina de la calle Almonas y recuerda los tiempos en que dicha calle y la Corredera con su entorno concentraban la actividad comercial de Córdoba. “Ya no es lo mismo, ni mucho menos”, se lamenta. Ella señala que le gusta ir casi todos los días a la plaza a hacer la compra y “hoy no iba a ser menos”. Aunque tiene “de todo” tanto en la despensa como en la nevera, confiesa que su visita de hoy no tiene otro objetivo que comprar algo de embutidos y de queso.
El ambiente de compras no se concentra sólo en la Corredera, sino que se expande por la Espartería, donde destacan sus tres supermercados, y sigue por Claudio Marcelo, como puerta de acceso al centro comercial. Hoy, en el Sánchez Peña, se ha vivido, como desde hace muchas décadas, un día de Nochebuena cargado de alegría y buenos alimentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here