Un aparcamiento que da pánico


“La boca del lobo”. Así define, la presidenta de la asociación de vecinos La Medina, Lourdes Martínez, el estado del aparcamiento de Miraflores. La responsable del colectivo ha aportado argumentos, a través de material multimedia. En este sentido, Martínez ha manifestado que “las imágenes hablan por sí solas, oscuridad absoluta, abandono total y una falta de seguridad que da miedo. Y todo esto por culpa de la ineficacia de unos políticos que prometen y prometen hasta que te lo crees y, una vez creído, se olvidan de lo prometido”.

Martínez ha recordado que el pasado 25 de octubre, “tanto Isabel Ambrosio, nuestra alcaldesa y Andrés Pino delegado de Movilidad, estuvieron en el solar anexo al C3, vieron con sus propios ojos los restos de uno de los tantos botellones que allí se celebran todos los fines de semana, cristales rotos, vasos, botellas, bolsas y algún que otro zapato tirado. También vieron la falta de luz que ocasiona una gran inseguridad a las personas que allí aparcan, y nos prometieron que en cuestión de un mes más o menos tendríamos adecentado y en condiciones óptimas el aparcamiento”.


Sin embargo, la presidenta de La Medina se ha lamentado de que, “a día 15 de diciembre, nada se ha hecho, es más, ahora han pintado las señales de la calle José Luis Villegas en negro y las han puesto del revés, cosa que tanto la policía local como Andrés Pino saben y ni un dedo han movido para arreglar un problema creado por ellos mismos”.

Ante las promesas incumplidas que denuncia, Martínez ha subrayado que “los vecinos nos preguntamos, ¿tenemos que sufrir alguna agresión grave para que lo solucionen? Porque cómo ocurra cualquier incidente sea de la índole que sea, pediremos explicaciones y responsabilidades”. Y ha finalizado recalcando que “estamos dispuestos a reclamar con las actuaciones que creamos conveniente, que se cumpla lo pactado y demuestren que tienen palabra, aunque sea una sola vez”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here