VOX responde a la subdelegada del Gobierno


“No vamos a hacer llamamientos a la prudencia ni cursilerías febles de ese estilo. Tampoco vamos a entrar en cruces de insultos”

córdoba VOX
Simpatizantes de VOX, celebrando el resultado de las elecciones./Foto: Jesús Caparrós

“A estas alturas no deberían sorprendernos las convocatorias contra los resultados electorales, las sentencias de los tribunales o incluso la aplicación administrativa de las leyes que orquesta la extrema izquierda cuando alguna de estas cosas no resulta de su agrado. Y digo “extrema” por cuanto Podemos y sus adherencias suelen autodefinirse (ellos sí) como fuerzas políticas situadas más allá de los límites del sistema constitucional”. En estos términos comienza un comunicado de VOX Córdoba, en el que se defiende de las declaraciones vertidas por la subdelegada del Gobierno, Rafaela Valenzuela, realizadas el pasado miércoles.
El comunicado de VOX prosigue señalando “que haya gente que apoye este tipo de reivindicaciones tampoco es novedoso. No es más que uno de los efectos del régimen de libertades en el que vivimos, aun cuando quienes acudan a esos llamamientos digan sentirse oprimidos por el marco político que les permite manifestarse en ese sentido”.
“Lo que sí resulta preocupante es la enorme complacencia con la que muchos medios de comunicación acogen las organizaciones que encabezan este tipo de actividades, así como la tibieza con la que cubren los actos vandálicos que suelen tener como preámbulo y como colofón”.
Otro de los aspectos que se subraya en la nota radica en que, “a nuestro juicio, lo que resulta con mucho muy peligroso es la facilidad con la que los rivales y los enemigos políticos de VOX caen en la descalificación grosera de nuestro partido y además sin molestarse siquiera en acompañar el exabrupto de ninguna fundamentación subsiguiente. Y si además los desahogados voceros de estos desafueros son precisamente quienes tienen entre sus principales responsabilidades la seguridad y el orden público a la mentira y la infamia se añade una absoluta  falta de responsabilidad”.
“Se engaña a la ciudadanía cuando hasta la saciedad se viene proclamando como fascista o de ultraderecha a un partido político que en sus Estatutos defiende la Monarquía Parlamentaria como forma de gobierno, la Constitución y sus garantías (aunque se quiera su modificación por los propios cauces que la propia carta magna prevé), el Estado de Derecho y la separación efectiva de poderes”.
Para VOX, también “se engaña a la ciudadanía cuando se tilda de xenófobo o racista a un partido político que en materia de inmigración esencialmente lo que pide es simplemente que se dé efectivo cumplimiento a lo que ordenan las vigentes leyes de extranjería”.
“Y se engaña a la ciudadanía de manera grave definiendo como machista a un partido político que quiere que todo el peso de la ley caiga sobre los maltratadores, pero que lo haga con independencia del género o de la orientación sexual de los agresores”.
“No vamos a hacer llamamientos a la prudencia”
“En Andalucía y en el resto de España son muchos los que vienen jugando con fuego atizando las llamas del odio y de la intolerancia contra los que piensan diferente. Y ahora, tras la repercusión que tiene y tendrá en el  futuro inmediato el enorme éxito de VOX en las elecciones andaluzas (por si alguien todavía no lo sabe, el coste final de la campaña electoral en la provincia  de Córdoba no ha llegado a los 3.000 euros por todos los conceptos), todas las falacias que se han vertido y que algunos incendiarios siguen difundiendo se encuentran con caras y nombres concretos, con localizaciones físicas, con un enemigo material demonizado”, continúa la nota.
Es por ello que, desde VOX Córdoba, “no vamos a hacer llamamientos a la prudencia ni cursilerías febles de ese estilo. Tampoco  vamos a entrar en cruces de insultos (ni por supuesto aún menos de golpes). Los de los eufemismos y las blasfemias son los otros; los mismos que por acción u omisión le dan la gasolina a los alegres muchachos de los pasamontañas, los lazos amarillos y las tricolores con efigies de genocidas. Que desde las tribunas de los medios de comunicación y desde las fuerzas políticas que han contribuido a crear esta agitación se asuma su responsabilidad por lo que pueda ocurrir”.
“El mayor y mejor ejemplo de fascismo lo están dando quiénes, desde la potestad e indemnidad de sus cargos y en la tranquilidad de sus acomodadas poltronas, llaman a las turbas e incitan a la violencia, enfrentando a ciudadanos contra ciudadanos por pensar distinto, sembrando una discordia que por desgracia recuerda a uno de los periodos más oscuros de nuestra historia y utilizando a la sociedad como peón para sus propios y partidistas intereses. No lo hacen para defender la Constitución y la Democracia, como aseveran (hay cauces más efectivos a la hora de expulsar de la vida política a ideologías contrarias a la Ley, que no es el caso de VOX como ellos sobradamente conocen), sino que lo hacen como estrategia ante un resultado electoral que castiga su nefasta gestión y su régimen corrupto y clientelar, instaurado por décadas en nuestra tierra. Todos sabemos cuáles y qué son los regímenes que prefieren los linchamientos a las urnas, por los que Podemos, uno de los instigadores, ha manifestado su admiración en reiteradas ocasiones.”
Finalmente, desde VOX se subraya que “nosotros estamos del lado de la Ley y, una vez más, nos daríamos por satisfechos con que se permitiera defender el orden público y la libertad de los cordobeses a nuestros muy capacitados pero mal pagados y peor tratados miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado”.
“Ya no engañan a nadie, VOX jamás cederá ante las tácticas del miedo que vienen a tapar sus vergüenzas, antes bien las denunciará y combatirá abieramente, en el legítimo cumplimiento del mandato otorgado por 400.000 andaluces”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here