Las quejas de los funcionarios de prisiones acaban en "papel mojado"


Consideran que el respaldo mostrado por el PSOE cuando estaba en la oposición no se ha materializado ahora desde el Gobierno

(Teresa Jiménez) Con motivo de sus últimas jornadas de huelga, el sindicato Acaip junto a CCOO, UGT, CSIF y CIGA se han dado cita en el bulevar Gran Capitán en defensa de los funcionarios de prisiones con una mesa informativa para acercar sus propuestas a la calle.

Funcionarios de prisiones, en el bulevar. /Foto: TJ
Funcionarios de prisiones, en el bulevar. /Foto: TJ

José Miguel Sánchez, delegado de Acaip en Córdoba, ha declarado antes los medios que sus propuestas acaban en “papel mojado” y ha explicado que el Partido Socialista presentó una enmienda a favor de las demandas por las condiciones laborales cuando se encontraba en la oposición. Unidos Podemos se sumó a la propuesta. Las esperanzas parecían avanzar de la mano del actual ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska. En junio anunció en el Congreso atender las demandas de los funcionarios de prisiones. Tres meses más tarde el secretario General de Instituciones Penitenciarias, Ángel Ortiz, anula sus demandas por la falta de autorización de Función Pública.
La implicación del Gobierno por la causa de los sindicatos penitenciarios “ha sido poco significativa”, y explican que durante el mandato anterior encontraron el apoyo de varios partidos, pero con mera transcendencia. La diputada del partido socialista Zaida Cantera defendió sus demandas ante la Comisión de Interior del Congreso, además de estar presente en sus congregaciones. Otro diputado, Gutiérrez Vivas, de Ciudadanos, prometió en el Congreso que los presupuestos de 2019 “serían los del personal penitenciario”. 
Los sindicatos representativos en el sector vienen denunciando a la Administración Penitenciaria recortes salariales, en medios y formación, equiparación de sueldos entre comunidades, falta de personal y agresiones físicas y verbales. Han iniciado un largo proceso de movilizaciones con el fin de alcanzar el reconocimiento social que defienden merecer. A pesar del tremendo hincapié generado por sus actos de protesta y reuniones suelen encontrarse con escasos resultados. 
Ante esta situación y sin mejora en sus expectativas, Sánchez ha animado a los cordobeses a unirse y luchar por la causa. Les ha citado para su próxima manifestación del 11 de diciembre en Madrid. Un esfuerzo de toma de conciencia que impulsan también desde sus redes sociales utilizando el hastag #prisionesenhuelga. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here