¿Cuánto valen las promesas de Susana Díaz?


La presidenta de la Junta de Andalucía anuncia la gratuidad de los libros de texto para Educación Infantil de tres a seis años

promesas
Susana Díaz y Antonio Ruiz./Foto: LVC

La Autovía del Olivar, el desdoblamiento de la A-306 entre el Carpio y Torredonjimeno, la Variante de las Angosturas en Priego, el Parque Agroalimentario de Aguilar, la red secundaria de La Colada, el centro sociosanitario y el Palacio de Justicia, ambos en Lucena, y la multitud de depuradoras que siguen sin ejecutarse pertenecen al elenco de promesas incumplidas por la Junta de Andalucía en las últimas décadas.
Años en los que, invariablemente, ha habido un denominador común, que no es otro que el de los sucesivos gobiernos socialista. Los mismos que, además de lo expuesto, han dejado sin ascensores (durante más de una década)a numerosos vecinos de la capital cordobesa, con 46 comunidades que, en la capital, aun aguardan que las promesas de Chaves, Griñán y Susana Díaz se cumplan.
Con esos antecedentes y en plena precampaña, las promesas del PSOE no dejan de sucederse. La última se ha realizado este domingo en Córdoba por parte de la presidenta de la Junta de Andalucía y candidata del PSOE-A a la reelección. Díaz ha asegurado que, si los socialistas logran “la confianza mayoritaria de los andaluces el 2 de diciembre”, en las elecciones autonómicas, “el Gobierno de Andalucía pondrá los libros”, para la Educación Infantil “de tres a seis años, gratis en todos los colegios”.
Escoltada por el líder de los socialistas cordobeses, Antonio Ruiz, este ha señalado que, a pesar de los “recortes” impuestos por el anterior Gobierno central del PP, “en Andalucía se blindó la educación, sin aumentar la ratio” de alumnos por aula y con “más docentes”. Un diagnóstico que, sin embargo, una de las representantes de los posibles socios postelecciones y candidata de Adelante Andalucía por Córdoba, Ana Naranjo, desmentía hace unas semanas. Esta denunciaba que existe un elemento de “inestabilidad” en colegios que pueden perder sus líneas en breve. Y ha puesto como ejemplo el Alcalá Galiano de la localidad de Doña Mencía, “al que ha premiado su calidad educativa (reconocida el curso pasado), quitándole una línea”. Y ha enfatizado que “menos mal que los padres y profesores se movilizan y van hasta el Defensor del Pueblo”.