La restauración de Regina: un "caos" en toda regla


Salvador Fuentes afirma que "no es un caso aislado, sino la consecuencia de la falta de planificación temporal en la gestión"

La restauración del convento de Regina, incluida a finales del anterior mandato municipal en el Plan Turístico de Grandes Ciudades, no será tampoco realidad en este mandato del cogobierno entre PSOE e IU. El motivo no es otro que el “caos” de su expediente, como señala la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento en un informe solicitado para desbloquear este asunto que pone en riesgo la financiación por parte de la Junta de Andalucía.

Salvador Fuentes
Salvador Fuentes. /Foto: JC

En el citado documento se afirma con toda claridad que “la ausencia de comunicaciones oficiales, el lenguaje utilizado, los correos cruzados, la falta de criterios de actuación, etcétera, hacen muy difícil que, ahora, se pueda dar una respuesta coherente al caos que, entre unos y otros, han convertido este expediente”, que ha sido tramitado en su integridad en el actual mandato municipal.
Hasta el pasado 2 de abril no se firmó el contrato para la restauración de Regina entre el Ayuntamiento y la empresa Construcciones y Desarrollos Tudmir SL. La cláusula 20 señala que las obras comenzarán con la firma del acta de replanteo, que “deberá tener lugar dentro del plazo de 48 horas a contar desde la formalización del contrato”. Pero este plazo se demora por las más diversas cuestiones y el 15 de mayo, más de un mes después de la fecha prevista, la empresa solicita la resolución del contrato en base al retraso en la resolución del replanteo.
Ante esta situación, el viceportavoz municipal del PP, Salvador Fuentes, ha señalado que la paralización de esta obra del convento de Regina es una muestra de “la irresponsable gestión del Ayuntamiento”, cuyos “procedimientos administrativos no son un ejemplo”. Además, ha añadido que éste “no es un caso aislado, sino la consecuencia de la falta de planificación temporal en la gestión” que, por ejemplo, está afectado a otros trabajos contemplados en el Plan Turístico de Grandes Ciudades, como es el caso de la Torre de la Inquisición, que no ha comenzado, o del Templo Romano, que está paralizado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here