El centro se convierte en una trampa para los peatones


Algunas de las vías más transitadas de Córdoba se encharcan con las primeras gotas de lluvia

lluvia
Charcos en la calle Gondomar./Foto: @desdelacalleCor

La lluvia siempre sinónimo de incomodidad en la capital cordobesa. Y es que, además de los rigores del tráfico, el estado de algunas vías de la ciudad complica también el discurrir normal de los peatones cuando el agua hace acto de aparición. Este es el caso de alguna de las calles del centro, como Gondomar que, durante la jornada de este miércoles, ha presentado en su pavimento numerosos charcos sin que las precipitaciones se antojaran lo suficientemente intensas (3,5 mm, según la Agencia Estatal de Meteorología ha recogido en el Aeropuerto hasta las 18:30),para que estos se formasen.
Un defecto en el mantenimiento de la vía que ha denunciado la cuenta de Twitter Desde la Calle. Desde la misma se ha puesto de relieve, precisamente, que la cantidad de agua que se ha precipitado sobre Córdoba no era aval para que vías como la antedicha Gondomar presentara numerosos charcos. Además otro de los problemas que han denunciado es que los adoquines que conforman el pavimento estaban suelto, en su amplia mayoría. Un hecho que inevitablemente lleva a numerosos peatones a sufrir doblemente los rigores de la lluvia, puesto que además de los charcos han sufrido salpicaduras al pisar el pavimento suelto.
Este tipo de denuncias se vienen sucediendo durante bastante tiempo y, si bien, espacios como el bulevar del Gran Capitán han sido objeto de obras, a tenor de lo visto hoy no parece que hayan sido demasiado efectivas.