"A Susana Díaz le cuesta creer que los andaluces quieren más a Inés Arrimadas"


El candidato de Ciudadanos a las autonómicas, Fran Carrillo, afirma en esta entrevista que los votos de su formación "no harán presidenta a Susana Díaz"

Después de vivir numerosas campañas electorales como consultor en distintos puntos de España, Fran Carrillo ha dado el paso hacia la primera línea de la política al aceptar la oferta de Ciudadanos de encabezar la lista para las autonómicas del 2 de diciembre por la provincia en la que nació hace 37 años. Licenciado en Historia por la Universidad de Córdoba y licenciado en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid, es el director de La Fábrica de Discursos, una firma experta en campañas electorales y gestión comunicativa de gobierno dedicada a la asesoría, formación y entrenamiento en oratoria, discurso y debate para organizaciones públicas y privadas. Todas estas prácticas las desarrolla en esta entrevista donde las frases, los gestos y los mensajes le hacen ser el mejor alumno de sí mismo. Carrillo cultiva también la publicación de libros con títulos tan expresivos como El porqué de los populismoTus gestos te delatan. Las claves para ser un buen comunicador. “Está vinculado a Ciudadanos desde el año 2013, cuando ya formaba parte de la plataforma civil Movimiento Ciudadano, gracias a la cual esta formación dio el salto a la política nacional.

Fran Carrillo, en la redacción de La Voz de Córdoba. ciudadanos
Fran Carrillo, en la redacción de La Voz de Córdoba. /Foto: LVC

-Analista, consultor, periodista, siempre viendo la política desde un segundo plano. ¿Qué es lo que le ha impulsado a dar el salto a la política activa?
-El reto, el desafío, la ilusion, la responsabilidad de contribuir a cambiar Córdoba, a cambiar Andalucía, para que el futuro de Córdoba y de Andalucía sea un futuro más prospero, más transparente, más limpio, políticamente hablando, y no ver a Córdoba y a Andalucía donde las veo ahora, a la cola de todo en Europa, a la cola en creación de empleo, en talento que se está yendo porque no tienen donde quedarse y donde trabajar, a la cola en creación de empresas, en inversiones. Pero la primera en paro y en desempleo. La primera en fraudes, en corruptelas y corrupciones, la primera en falta de oportunidades. Cuando veo este escenario, después de estar muchos años entre las bambalinas de la política, no hay mayor desafío bonito que dedicar tu tiempo y tu vida a trabajar por los tuyos, por los cordobeses, por los andaluces, por tu tierra, y por definir un futuro más próspero y más halagüeño. El futuro donde ni PSOE ni PP dirijan la política, ni los designios de los cordobeses ni de los andaluces. Esto es lo que me ha motivado a dar el paso adelante. 
-¿Después de trabajar con distintas formaciones politicas, qué es lo que le ha hecho decantarse por Ciudadanos?
-Llevo cinco años trabajando con Ciudadanos. Formé parte del equipo de Movimiento Ciudadano, que fue la plataforma que impulsó la expansión nacional de Ciudadanos. Cuando el partido me pidió que me presentara a las primarias para ser candidato número uno por Córdoba lo afronté con mucha responsabilidad, con mucha ilusión, con muchas ganas, pero sabiendo que formaba parte de un proyecto que me apetecía por una razón bien sencilla. Conozco a todos los partidos políticos porque he trabajado directamente con ellos. El partido que más se parece a Córdoba, que más se parece a Andalucía y que más se parece a España es Ciudadanos, por una razón muy sencilla. Todos los que estamos en Ciudadanos venimos de la sociedad civil; es decir, no es que seamos sociedad civil, es que formamos parte de ellas, no venimos de la política, lo llevamos 30 años en política. Sabemos lo que es abrir un negocio, pagar nóminas, contratar trabajadores, crear empresas, tener los problemas que tienen los ciudadanos a final de mes. Sabemos lo que es la realidad del día a día de las personas, porque venimos de ahí. Esto ha sido una unión ciudadana para mejorar todo esto y cuando vemos que una política está podrida, porque se corrompe, porque hay partidos que lo permiten, porque utilizan el dinero público para gastárselo en prostíbulos, en drogas, para financiar irregularmente un partido, pues nos cansa, como le cansa a la mayoría de los ciudadanos, porque nos lo dicen. Entonces, dar el paso es comprometernos a cambiar todo eso. Y ése es el ADN de Ciudadanos: una política mejor, transparente, limpia, regeneradora que trabaje para solucionar los problemas de las personas y no para darle preocupaciones sino soluciones, y que trabaje y esté en política para limpiarla, regenerarla y mejorarla, cosa que no han hecho ni PSOE ni PP en 40 años. 
Fran Carrillo, candidato de Ciudadanos.
Fran Carrillo, candidato de Ciudadanos. /Foto: LVC

-¿Qué diferencia a Andalucía de otras comunidades autónomas?
-Pues que lleva 37 años gobernando el mismo partido y Andalucía necesita y merece que la gobiernen otras políticas. Los andaluces tienen el derecho de conocer otras formas de hacer las cosas y aquí se les presenta una alternativa nueva. Oiga, ¿está usted cansado de las políticas del PSOE en Andalucía, está cansado del enchufismo que hay, de que se sea una agencia de colocación sólo para los suyos, está usted cansado de que se gasten el dinero de las corruptelas en esto, está usted de acuerdo en que haya expresidentes imputados por corrupción, por malversación, por haber gestionado mal el dinero de todos? Pues aquí hay una alternativa que va a acabar con todo eso. ¿Pero está también cansado por el inmovilismo de una oposición que no ha hecho nada en 40 años? También hay aquí un partido que va a acabar con todo eso. Cuarenta años de los mismo va a acabar empobreciendo las instituciones, las acaba viciando. Hay unas costumbres de actuación que hacen que se pervierta todo lo que es la esencia democrática. Empiezan a creerse que Andalucía es suya, que el destino de los andaluces es suyo, que el futuro es suyo. Cuando estás tanto tiempo gobernando empiezas a no ver la realidad, a alejarte de la realidad. Hace 37 años se paró el tiempo en Andalucía, porque después de 37 años sigue igual que entonces, sigue siendo una región que depende de las ayudas europeas, que lidera todos los índices de paro y desempleo, todos los ranking de falta de oportunidades y de fuga de talentos, sobre todo de jóvenes, y eso, después de 37 años y de más de 103.000 millones de euros recibidos, es intolerable.
-¿Cómo puede, entonces, el PSOE seguir ganando elecciones con estos datos?
-EL PSOE ha conseguido estabalecer una red clientelar de favores, que ha conseguido que facilite todo eso. Pero también de que los andaluces han querido y eso hay que respetarlo. El PSOE ha cumplido una labor en Andalucía, y no hay que negarlo, pero su tiempo ya pasó. Hay que agradecerle los servicios prestados y que es suficiente con 37 años, con las mismas personas y las mismas políticas, que ya es hora de un tiempo nuevo y de un cambio factible, real, que mejore Andalucía. Que después de 37 años Andalucía no puede estar a la cola de todo. Ha gobernado porque los andaluces han querido y porque democráticamente lo ha querido la mayoría de nuestros conciudadanos. Esto no sólo hay que respetarlo sino que también hay que ver qué se ha hecho mal en el otro lado. Ciudadano no ha estado en estos 37 años porque acaba de llegar. Lleva tres año y con ocho diputados ha conseguido más que un partido que ha estado en la oposición 37 años y no ha conseguido absolutamente nada, que tendría que explicar porqué no ha conseguido absolutamente nada en 37 años de oposición al Partido Socialista. 
-Si éstas últimas palabras son el relación al PP, ¿qué papel han jugado otras formaciones como IU o el PA en su momento?
-IU y el PA demostraron que lo único que querían era el poder, tocar sillas, que les dieran un cargo, una vicepresidencia, una Consejería; es decir, vivir de la subvención pública, vivir del bote. El apoyo que siempre le ha prestado IU al Partido Socialista ha sido a cambio de nada, de que le den una vicepresidencia, un cargo o una mesa, y el último caso lo tenemos con el señor Valderas. Pero la pregunta es: ¿qué ha hecho el PP? ¿Que mejoras ha conseguido para Andalucía el PP? ¿Qué ha hecho en estos tres últimos años con 33 diputados? ¿Cómo ha apretado a la Junta de Andalucía de Susana Díaz? Absolutamente nada. No ha habido oposición más inútil en cualquier parlamento autonómico de España que la del PP en Andalucía. Lo que más quiere el PSOE de Susana Díaz es que el PP siga siendo la posición inútil, porque les va muy bien. Por eso el PSOE ataca a Ciudadanos, porque es la única alternativa a esta situación, cosa que el PP no se la va a dar.
-Aunque Ciudadanos parta en esta precampaña con el deseo de ganar las elecciones, ¿cuál es el horizonte que espera que dibujen las urnas el 2 de diciembre?
-Nosotros vemos el horizonte con optimismo e ilusión porque salimos a ganar estas elecciones con el firme propósito de gobernar Andalucía. Para eso nos presentamos, trabajamos y nos esforzamos en explicar a los andaluces que todo lo que hemos conseguido en estos cuatro años ha sido con una minoría de ocho diputados. Pero que con ocho diputados hemos conseguido más que Podemos con 17 o que el PP con 33. Todo lo que se ha conseguido en estos cuatro años de mejoras para los ciudadanos andaluces no lo quería el PSOE. Que la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones, que la bajada del tramo autonómico del IRPF,  que la mejora en inversiones para sanidad y educación, que la dimisión de Chaves y Griñán y de todos los imputados por los ERE y demás corruptelas, que todo esto el PSOE no lo quería. Todo esto lo pidió Ciudadanos por escrito se firmara, y los obligó a que se cumpliera. Esa es la diferencia entre un partido y otro, y para eso nos vamos a presentar. Esto lo están viendo los andaluces y tenemos que hacer un esfuerzo por explicarles que no vale cualquier apoyo. Que el apoyo de IU y del PA era para repartirse sillones, prebendas y cargos públicos y que el apoyo de Ciudadanos era, uno, no entrar en el Gobierno y, dos, exigirles mejoras para los andaluces. Si esto lo entienden, los resultados nos van a dar la razón, Andalucía va a cambiar, y el futuro va a mejor con un Gobierno que no sea del Partido Socialista. 
¿Cuál es la deuda del PSOE con la provincia de Córdoba en estos 37 años?
-La misma que tenía hace 37 años, porque no ha cumplido ninguna de sus promesas o ha cumplido muy pocas. Llevan prometiendo décadas que Córdoba iba a ser un centro logístico de primera. Que por su ubicación geográfica, por sus infraestructuras, por su capacidad para generar atracción turística, sobre todo de tipo congresual, Córdoba debe ser un referente, por ser entrada y salida de Andalucía. Ayer y hoy Córdoba no tiene un plan ni para ser un nudo logístico, ni para ser la capital de los congresos importantes, ni para atraer inversión de las empresas ni para atraer negocio de emprendedores. Absolutamente nada, pero está prometido por la Junta. Cada vez que la Junta se compromete, anuncia o dice algo, los andaluces y los cordobeses renuncian a un derecho. EL PSOE de Andalucía se podría definir en muchas lecciones, pero pocas o ninguna acción. Siempre le digo a los del PSOE: menos lecciones y más acciones. Pues eso. Hace poco estuvo Susana Díaz diciendo que la autovía de Priego estaba prometida y se iba a hacer. No se va a hacer. Lo hemos visto en el Palacio de Congresos de Torrijos, no se va a hacer; lo hemos visto con el Hospital Materno Infantil, no se va a hacer; es decir, todo lo que promete la Junta de Andalucía hace que la gente se ilusione, albergue expectativas de que las cosas se van a hacer, pero tampoco. Hay un problema, por ejemplo, con la instalación de los ascensores. Hay muchas barriadas en Córdoba que por las viviendas, que son antiguas, necesitan ser reformadas y aquellas personas mayores, que tienen algún tipo de enfermedad que les limita la movilidad, necesitan adecuar su vivienda con la instalación de ascensores. Hace más de una década que la Junta aprobó eso y llevan más de una década esperando que un arquitecto empiece esas obras. Desde entonces: papeleo, burocracia y largas de la Junta. Tenemos barrios, como la Fuensanta, Ciudad Jardín, Huerta de la Reina, Lepanto, que tienen esas necesidades, personas mayores que no pueden subir las escaleras esperando que les pongan un ascensor para subir a su vivienda. ¿Qué dice la Junta de Andalucía? “Está a punto de hacerse”, “Ya lo haremos”, “Te prometo que va a solucionarse”. Lo mismo ocurre con la depuradora de Pozoblanco, que cobran un canon por un agua que luego no depuran, con los centros sanitarios también de Pozoblanco y de Aguilar, con el Palacio de la Justicia en Lucena; es decir, demandas que llevan mucho tiempo pidiendo los ciudadanos y que la Junta nunca ejecuta.
-La causa de estas promesas incumplidas puede estar en que año tras año se repite el truco de los presupuestos no provincializados. ¿Por qué se le ha permitido?
-Si hubiéramos tenido el apoyo de PP y Podemos eso se hubiera eliminado, pero como el PP se pone de perfil y Podemos ya sabemos que todo lo que sea ayudar al PSOE es genial porque con nosotros no quieren ir a ningún lado, pues no se ha podido hacer nada. Nosotros hemos hecho con ocho diputados lo que hemos hecho, que es muchísimo. Si hemos conseguido tantas mejoras imagine lo que vamos a conseguir con 40. Lo cierto es que los votos de Ciudadanos no va a hacer presidenta a Susana Díaz.
-¿Esa es la previsión de Ciudadanos?
-Cuarenta o 35, lo que saquemos para gobernar. El otro día estuvimos en la Feria del Jamón en Villanueva de Córdoba y a la gente que se nos acercaba se lo explicábamos. Si esto es posible con ocho diputados, qué podemos conseguir con 25 o con 30. Si hemos apretado, exigido, fiscalizado, vigilado a este PSOE y a  esta Junta con ocho diputados, cuando otros doblándonos la cifra o triplicándola no lo han hecho, qué podríamos conseguir. Pues cambiaríamos Andalucía, pero a mejor. Un cambio tranquilo, sensato, que apostaría por emprendedores, por autónomos, ayudaría al campo andaluz, a aquellos sectores rurales para modernizar su maquinaria. El PSOE nos da a elegir, y nosotros creemos que es compatible estar a un lado y a otro. 
-Aunque el escenario sea distinto, ¿espera Ciudadanos repetir en Andalucía el efecto Arrimadas?
-Para nosotros, Inés Arrimadas y Albert Rivera son dos activos valiosísimos para Andalucía. Estamos hablando de dos políticos que cada día se fajan para conseguir una mejor España y una mejor Cataluña. Evidentemente va a participar de la campaña electoral porque quieren a Andalucía, sienten Andalucía, pero es que son andaluces. Inés es de Jerez y los abuelos de Albert son andaluces y veranea en Málaga; es decir, a diferencia de Susana Díaz, que no tiene a nadie que venga a apoyarla del Gobierno central; a diferencia de Juanma Moreno, que tiene un presidente de partido que no lo quiere, nosotros tenemos la gran fortuna de tener a dos representantes muy queridos por los andaluces y por los españoles, como son Albert Rivera e Inés Arrimadas, que van a estar aquí en Andalucía por una razón muy sencilla, porque también ellos quieren para el futuro una Andalucía sin corrupción, sin enchufismos, sin chiringuitos públicos, con pleno empleo, que atraiga el talento y las inversiones, y de la que nos sintamos orgullosos los andaluces. Eso es un activo. Creo que a Susana Díaz le cueste creer que los andaluces quieren más a Inés Arrimadas que a ella, pero es que es así. 
-Le preguntaba si cree que en Andalucía se puede dar un efecto Arrimadas.
-Estamos convencidos de que Ciudadanos va a ser tan decisivo que va a gobernar Andalucía porque tenemos el mejor proyecto para los andaluces, un proyecto de cambio tranquilo, de alternativa que va a mejorar todo aquello que sabemos que puede mejorar en esta región en todos los sectores y ámbitos. Pero yo le llamo el efecto Ciudadanos, porque además es lo que más se parece a los andaluces. El 55 por ciento se declara de centro y quieren estar en la centralidad política. El único partido que les garantiza eso es Ciudadanos.
-¿Ciudadanos es socialdemócrata o liberal?
-Ciudadanos es un partido que está en la centralidad política y no tiene ningún miedo ni reparo a llegar a acuerdos con los demás partidos siempre y cuando la máxima sea mejora de la vida de los ciudadanos, no la mejora de la vida de los políticos ni de sus partidos, ni las mejoras personales. Siempre que el horizonte sea mejorar la vida de las personas ahí estará Ciudadanos, sin etiquetas, con valores, con ideas, con firmeza y siempre pensando en los ciudadanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here