Lluvia intensa, alcantarillas que tragan y zonas encharcadas


En la zona de nueva construcción que hay en la zona baja de la Arruzafa se han formado balsas de agua en la carretera

18 grados de temperatura máxima (a las 00:40 horas) por 12,8 de mínima (a las 10:50), una racha máxima de viento de 41 kilómetros por hora y 31,6 litros de agua hasta las 19:10, son los datos principales de una jornada puramente otoñal en la capital cordobesa. Las cifras facilitadas por la Agencia Estatal de Meteorología dejan una que suele ser sinónimo de problemas en Córdoba.


Y esa no es otra que la precipitación, ya que las lluvias intensas en la ciudad provocan escenas, a la par espectaculares, a la par semi caóticas en algunos enclaves. Llama la atención, por ejemplo, ver las alcantarillas que expulsan agua en el Casco Histórico (en la pendiente que va de la calle Torrijos a la Plaza del Triunfo, mientras en el Patio de los Naranjos o en el del Palacio Episcopal el sistema de drenaje funciona con presión.

También es significativo que, en vías de nueva construcción, como es el caso de la zona baja de la Arruzafa, donde se han formado balsas de agua en la carretera, junto a los aparcamientos. Un hecho que, a poco que llueve, se reproduce con exactitud en la raqueta que une la Avenida Carlos III con la de El Cairo. Y que invitan a pensar que por más campañas de promoción de Mi Barrio es Córdoba, Córdoba es un gran barrio encharcado cada vez que llueve. Y a la que le salen goteras en lugares tan delicados como el Hospital de Día de Oncología.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here