Una trampa mortal para los motoristas


En la Cañada Real hay un tramo de carretera con un socavón cuyas dimensiones urgen a un arreglo

trampa
Estado del firme en la Cañada Real Mestas./Foto: LVC

En la Cañada Real Mestas (en la zona de Noreña, junto al restaurante Las Delicias) el asfalto de la carretera presenta, lo que se podría catalogar como una trampa mortal para los motoristas. Y es que, en uno de los carriles, la carretera presenta un gran socavón, a la par que parte del alquitrán está levantado junto al bordillo del acerado.

Un defecto en el trazado de la carretera que lleva en ese estado varios meses y que, como denuncian algunos vecinos de la zona, no hace sino dañar a los vehículos que circulan por ese espacio concreto. Ello sin olvidar el peligro evidente para los de dos ruedas, para cuyos conductores, si sufren un despiste, puede resultar muy caro.

La trampa en esta carretera no es la única que hay en el territorio urbano de Córdoba. Y es que, como se denunciaba en La Voz hace unas semanas, la rotonda situada en la prolongación de la Avenida de la Arruzafilla junto a San Rafael de la Albaida es uno de los ejemplos de la Córdoba inacabada y un reclamo para los accidentes de tráfico. La travesía, como se puede apreciar en las instantáneas, no era una glorieta en su origen, sino una vía normal. De tal modo que la rotonda se construyó con posterioridad, dejando el tramo de carretera a la vista. Para más inri, como denuncian los vecinos de la zona, aunque en las imágenes aparezcan dos señales, las mismas fueron colocadas una vez el turismo tuvo el siniestro este mismo fin de semana.

Por tanto, la conjunción de tramo asfaltado, bordillo y falta de señalización propició que el conductor afectado no se percatara de que estaba ante una glorieta y tuviera un accidente que ha causado daños de consideración en su vehículo.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here