Al-Zahara vuelve a la carga contra las procesiones y los bares

17

El colectivo vecinal afirma que está "estupefacto" ante el hecho de que "se proyectan nuevas procesiones y eventos" sin contar con ellos

Desde la federación de asociaciones de vecinos Al-Zahara se afirma que la paciencia de los vecinos “ha llegado a su límite” después de un fin de semana con numerosas actividades repartidas por el casco histórico, y entre ellas la procesión extraordinaria del 75 aniversario del Señor de la Humildad y Paciencia. “Asistimos estupefactos a las continuas manifestaciones en las que se proyectan nuevas procesiones y eventos, todo ello sin tener en cuenta en ningún momento las necesidades o inquietudes de los vecinos que tienen que soportar los inconvenientes de estos eventos”.
Romano de la Centuria Romana Munda. procesiones
Romano de la Centuria Romana Munda. /Foto: JC

Estos eventos, a los que se refiere Al-Zahara, en referencia a las procesiones, se celebran a lo largo y ancho de la geografía andaluza, así como en otros rincones de España. Así, el pasado sábado, el mismo día que salía en procesión el Señor de la Humildad y Paciencia, lo hacía en Sevilla la Virgen de la Victoria y en Granada la Virgen de la Esperanza, ambas a causa de su coronación canónica. En ninguna de estas dos últimas capitales ha protestado colectivo vecinal alguno, pese a que las procesiones han recorrido los cascos históricos y las zonas turísticas.
En Córdoba, el caso es distinto. Este colectivo denuncia “el desproporcionado y abusivo uso del casco, que está llegando a unos límites que sobrepasan con mucho la lógica utilización de esta zona de la ciudad” y, en su opinión, “la paciencia para muchos vecinos del casco ha llegado a su límite y están proclamando en sus balcones y ventanas el hartazgo al que han llegado, no sólo por la sobreexplotación de bares y restaurantes, sino también porque durante los fines de semana son prisioneros de todo tipo de manifestaciones lúdicas o religiosas que hacen imposible mantener una vida normal”, cuando una procesión, como es sabido, no dura todo un fin de semana.
Lo que molesta a los de Al-Zahara es que “prácticamente casi la totalidad de fines de semana de septiembre y octubre han estado plagados de procesiones, a lo que hay que unir festivales, conciertos, etcétera”, e interpretan que “se trata de actividades organizadas en teoría para favorecer el turismo, pero que se convierten en demasiadas ocasiones en actividades favorecedoras de un desmesurado consumo de alcohol que conlleva el descontrol en una zona ya de por sí saturada de bares, tabernas, restaurantes y discotecas.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here