Ceballos: "Nuestro adversario político es el PSOE"


La secretaria general del Partido Popular en Córdoba considera que la formación está "organizada y preparada" para todos los próximos comicios

María Luisa Ceballos. /Foto: LVC

María Luisa Ceballos es desde primeros de junio la secretaria general del PP en Córdoba, una responsabilidad a la que accedió días después de que una moción de censura la despojara de la Alcaldía de Priego de Córdoba. A los cuatro meses de ocupar este nuevo cargo se encuentra con la convocatoria de unas elecciones andaluzas para el 2 de diciembre, que abren un periodo electoral que irá hasta mayo, con las municipales y las europeas, sin descartar que haya generales en cualquier momento. Ha sido parlamentaria andaluza y senadora, además de haber sido la primera mujer en ocupar la presidencia de la Diputación Provincial, lo que le otorga una visión completa de la vida política e institucional. Ahora, ante sí, tiene el reto de defender en todas las elecciones que se avecinan las siglas de un PP que inicia una nueva etapa con Pablo Casado como presidente.
María Luisa Ceballos. /Foto: JC
María Luisa Ceballos. /Foto: JC

-Como secretaria general del Partido Popular de Córdoba es la primera vez que se enfrenta a un ciclo electoral como el que se avecina en poco más de seis meses. ¿Cómo se encuentra la maquinaria electoral del PP en la provincia?
-La verdad es que nuestra maquinaria está desde el congreso organizada y preparada para todos los comicios que vienen. Hemos trabajado desde el principio y eso nos ha supuesto un beneficio de cara a que cuando han llegado todos esos procesos unidos, la estructura organizativa reacciona muy bien. Tenemos un gran equipo, que funciona desde el primer día con unos ejes importantes de trabajo en las comarcas, en el que desde el primer momento hemos trabajado en las estructuras locales, que para nosotros es el trabajo fundamental de cara a las elecciones municipales. Ya tenemos prácticamente la totalidad de los congresos locales hechos, tenemos la mayoría de los candidatos y sobre todo, se ha trabajado a nivel organizativo en los temas fundamentales de cada una de las comarcas, tanto a nivel autonómico como a nivel municipal. Desde el primer día se ha trabajado también en elaborar el programa electoral autonómico, que está perfecto, con todas y cada una de las necesidades de las comarcas. Esto nos ha ayudado a que en estas sorpresivas elecciones andaluzas, que se sabía que venían pero que no teníamos la fecha cierta, nos haya cogido con el trabajo hecho y con la estructura interna organizada y montada.
-Sería la primera vez en la historia de la comunidad autónoma en la que unas elecciones no va a ser un duelo PSOE-PP, sino que hay otros elementos en el terreno de juego. ¿Esa situación global se traslada también a Córdoba?
-En Córdoba, nuestro reto es bipartidista PP-PSOE. Nosotros, prácticamente en todas las comarcas y en la capital el duelo es bipartidista y nuestro adversario político desde luego es el PSOE, que ha gobernado siempre en esta tierra y no puede esconderse detrás de las siglas ni de Susana Díaz porque todas las reivindicaciones, las promesas y los incumplimientos son responsabilidad del PSOE en la capital y en la provincia. Nuestra reivindicación, nuestro programa electoral y nuestro eje de comunicación tiene que ser hacer ver a los cordobeses que existen alternativas políticas y que, desde luego, si hubiese cumplido el Partido Socialista con todo lo que necesita esta tierra en los últimos 40 años podríamos decir que voten al PSOE, pero si el incumplimiento ha sido tan flagrante como el de la provincia de Córdoba deben tener una decisión clara de que en este caso la alternativa es el PP y Juanma Moreno.
-¿Qué papel van a jugar en estas elecciones los últimos escándalos conocidos, como el gasto de dinero público en prostíbulos, uno de ellos de Córdoba?
-Creo que los ciudadanos están  muy cansados de esta imagen de la política y nosotros hacemos ver que existen alternativas. En materia de corrupción no que no se puede es dar pábulo a nada. Este partido, en el que milito, ha sufrido problemas de corrupción y creo que ha trabajado con la cabeza alta para llevar a los sinvergüenzas que estaban dentro a donde tenía que ir, que es a los tribunales, a los juzgados y a la cárcel. El PSOE tiene un gravísimo problema interno que pasa por los ERE y que ha comenzado una campaña con el problema del gasto a través de FAFFE con el tema de los prostíbulos. Esa imagen política causa un perjuicio terrible a la imagen de Andalucía y de los andaluces. Si se está siendo muy estricto por parte de los ciudadanos en las reivindicaciones públicas de la limpieza que tienen que tener la política y los partidos políticos, el PSOE tiene un débito importante con la ciudadanía y con la sociedad cordobesa y creo que en este caso los ciudadanos tienen que darse cuenta de que cuando un partido no tiene la alternancia democrática para que en periodos determinados en la oposición consiga limpiar sus propias filas y dar un discurso alejado de cualquier corruptela política nos lleva a esta situación, que es una situación continuista, en la cual ha habido gravísimos problemas que no han llegado prácticamente a ningún sitio, porque cuando las cosas se hacen mal se pagan en las urnas y a día de hoy este PSOE no ha pagado nada en las urnas. Tanto en el tema de los ERE, como en el de FAFFE y en el las tarjetas los ciudadanos tienen que darse cuenta de que el PSOE necesita un tiempo en la oposición para limpiar sus propias filas y para dar la oportunidad de una alternancia en Andalucía.
María Luis Ceballos. /Foto: LVC

-Estas elecciones autonómicas va a ser también las primeras en las que el Partido Popular va a estar liderado Pablo Casado. ¿Se va a notar en algo?
-En este tiempo tan rápido en la vida, en las decisiones y en la política se ha visto en la forma en que este partido ha evolucionado en menos de seis meses. En este tiempo hemos pasado de una situación muy complicada, como fue la sentencia del caso Gürtel, la terrible e injusta moción de censura con Pedro Sánchez y todo el abanico independentista e, incluso, cercano a ETA, como el que lo apoyó, y después el partido de forma muy rápida afrontó un periodo congresual que nos ha llevado a un nuevo referente, en este caso a una persona joven, como es Pablo Casado, que ha vuelto a ilusionar al partido, tanto a nivel interno como en la calle. Con su trabajo personal, yendo por toda España nos ha hecho que nuestras propias estructuras internas hayan resurgido con muchas fuerzas y muchas ganas. El efecto de Pablo Casado, que en las encuestas se está viendo, es positivo. Pocos partidos han conseguido incrementar en puntos su valoración y su estimación de voto y ahora el PP tiene una valoración ascendente que de cara a unas elecciones autonómicas es algo muy favorable y, por tanto, el que Pablo Casado esté presente en estas elecciones autonómicas es un revulsivo muy importante para el PP. Además, en los próximos días lo tendremos en Córdoba y para nosotros el efecto Casado es ganador en Andalucía.
-Hablábamos antes de las elecciones locales, donde el PP sí tiene las tareas hechas en la provincia de Córdoba, aunque faltan algunos candidatos…
-Si, sobre todo porque queremos equilibrar fuerzas internamente dentro de los propios grupos municipales. Pero el trabajo más arduo está finalizado y está todo el mundo trabajando. Hemos trabajado en los últimos meses en formación, tanto de los candidatos como de los equipos, tenemos los responsables de campaña de cada una de las zonas y estamos dispuestos a ganar las elecciones municipales en la provincia de Córdoba, porque lo hemos hecho antes y es posible, y sobre todo en la capital, que es nuestro gran reto y creo que tenemos referentes importantes para poderlo hacer. 
-Decía que si se ha hecho ya el trabajo para las municipales, en qué situación se encuentra el relativo a las elecciones andaluzas.
-Tenemos el programa electoral provincial, que es fundamental; toda la estructura de responsables de cada una de las comarcas; mañana [el jueves] por la tarde tenemos reunión del Comité de Campaña, que es muy amplio, en el que no sólo hay responsables comarcales, sino también responsables políticos del Congresos, Senado, Parlamento, porque esto es un trabajo de todos y con gran importante de la Diputación, porque los diputados provinciales son para nosotros un ejército fundamental para afrontar estas elecciones autonómicas. A nivel autonómico hemos tenido la pasada semana la primera reunión con los presidentes provinciales y los secretarios generales, en la que ya se ha planteado el tema de la estrategia electoral y de la misma manera se está haciendo un trabajo arduo en las redes sociales que está teniendo un gran efecto en todas las redes sociales, desde las más clásicas, como Facebook o Instragram, a YouTube y Twitter. Este es un trabajo coordinado a nivel regional. Hasta el lunes no se forma la Junta Electoral y entonces nombraremos a nuestros responsables, que es un trabajo gerencial y después comenzaremos el periodo de elección de la lista que todavía no está decidida. 
-¿Y cómo será? ¿Renovadora o continuista?
-No puedo decir cuál va a ser el planteamiento. Creo que los parlamentarios han hecho un gran trabajo. Nuestro presidente, Adolfo Molina, es uno de los principales referentes en la lista del Parlamento de Andalucía. Los demás parlamentarios son Miguel Ángel Torrico, de Córdoba; María de la O Redondo, de Lucena, y Rosario Alarcón, de Córdoba. Intentamos que la lista sea equilibrada entre capital y provincia. La decisión no está todavía tomada. Hay que presentar una propuesta al Comité Electoral que parte de la provincia, se eleva a la Regional y aprueba la Nacional. 
 
-A toda esta carga de trabajo, en su caso, hay que sumar el de candidata a la Alcaldía de Priego de Córdoba.
-Siempre he dicho que me gusta trabajar en equipo y si tienes un buen equipo las cosas son más fáciles. Tanto a nivel provincial como municipal tengo un magnífico equipo y que todo funcione como una gran maquinaria y las cosas así son más fáciles, aunque las últimas decisiones las tenga que tomar yo. Nosotros hemos planteado todo como una única campaña, nuestros candidatos en muchos pueblos están ya haciendo campaña para las municipales. En este caso lo que hace falta es trasladar las necesidades a nivel autonómico que tiene cada uno de los municipios a esta campaña electoral autonómica que se nos ha forzado.
-¿Por qué se vuelve a presentar como candidata a la Alcaldía de Priego de Córdoba?
-Siempre he dicho que iba a estar ocho años en la Alcaldía. Fue mi planteamiento desde un primer momento, porque es un tiempo suficiente para que un proyecto se lleve a cabo y lo cierto es que este mandato ha sido imposible terminar el proyecto que iniciamos en 2011, que lleva adelante muchas iniciativas y con el que conseguimos poner a Priego de Córdoba en un lugar privilegiado. Lo que era fundamental, en aquellos años tan duros, era buscar el equilibro presupuestario y económico del Ayuntamiento. Desde que llegamos en este mandato, en 2015, y a pesar de tener 10 concejales y de habernos quedado a un puñado de votos de la mayoría absoluta, lo cierto es que fue imposible con el tripartito llevar adelante estos proyectos y culminó en la moción de censura. Esto ha hecho que la mayoría de los proyectos estén paralizados y es lo que me ha empujado y me han animado mis compañeros a culminar esta idea que tuvimos para Priego en 2011 y que no pudimos terminar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here