La propiedad de la Mezquita-Catedral, condición de Podemos para apoyar los presupuestos


El documento presentado por el grupo parlamentario incluye entre sus requisitos al conjunto monumental, propiedad de la Iglesia

media
Pablo Iglesias./Foto: Jesús Caparrós Podemos

Iglesias 2
Pablo Iglesias./Foto: Jesús Caparrós

Una revisión de la propiedad de la Mezquita-Catedral. Esta es una de las condiciones que el grupo parlamentario de Unidos Podemos ha puesto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que cuente con el visto bueno de la coalición de la izquierda radical a los Presupuestos Generales del Estado.
Y es que, tal y como ha adelantado el diario ABC en su edición de Córdoba, se trata de uno de los puntos que son más relevantes para que los diputados que dependen de Pablo Iglesias voten sí cuando llegue el momento indicado. De hecho, la Mezquita Catedral se incluye expresamente en el documento presentado por la formación que abandera Pablo iglesias.
Y es que, tras pedir que se suprima el “privilegio” de la exención del IBI a la Iglesia, se expone que “se ha combinado históricamente con otro aún más difícil de explicar, como es la posibilidad que ha tenido la Iglesia hasta 2015 de inscribir en el registro de la propiedad bienes a partir de declaraciones de sus propios miembros. Esto le ha llevado a inscribir a su nombre bienes que -como se Sabe- son de todos, como la Mezquita de Córdoba o ermitas de muchos pueblos que mantienen en realidad los romeros, pero también edificios civiles como kioskos y plazas. La salud democrática de nuestro país exige que esto se revise a fondo”.
En el documento, se incluye una fuerte dosis ideológica contraria a la Iglesia. Ejemplo de ello se halla unos renglones arriba del documento, cuando se subraya que la institución eclesial “recibe fondos de nuestra declaración de la renta que luego gasta en televisiones sectarias que nadie ve”. Una afirmación que llama la atención si se tiene en cuenta que el tema televisivo no es objeto del debate presupuestario y los antecedentes recientes de la lucha por el poder en Televisión Española, así como el curioso caso caso de La Tuerka, medio de difusión afín a Podemos.