Destroza con argumentos el intento del PSOE de apropiarse de la Mezquita-Catedral


El portavoz del Cabildo, José Juan Jiménez Güeto, expone para La Contra TV una batería de argumentos que demuestran la propiedad de la Iglesia sobre la Mezquita-Catedral

arte Catedral
Mihrab de la Mezquita-Catedral. /Foto: LVC

“El informe de los expertos, que encargó el Ayuntamiento de Córdoba, no aporta nada nuevo”. Así comienzan las declaraciones del canónigo de la Catedral de Córdoba y portavoz del Cabildo, José Juan Jiménez Güeto, concedidas a La Contra TV. En las mismas, el capitular subraya que “lo más curioso de lo acontece de esta comisión de expertos es que hayan acudido a las fuentes”.
En ese sentido ha puesto como ejemplo la existencia de varios documentos (que se hallan tanto en el archivo de la Catedral como en el de Simancas), que “avalan que la Iglesia es la titular de este templo, desde 1236. Está la Crónica de los 20 reyes, donde se habla expresamente de esa donación. Está otro testimonio en el Archivo de Simancas, de Alfonso X y Fernando III. Así podría estar un buen rato citando documentos acontecidos a lo largo de la historia, que muestran que la Iglesia de Córdoba es legítima propietaria de este bien”.
En lo que respecta al ámbito jurídico, Jiménez Güeto no ha sido menos contundente, al señalar varios aspectos de los que adolece el informe. De tal modo que ha recordado como tres exalcaldes de IU perdieron la demanda en los juzgados, en 2014; la Dirección General del Patrimonio, de 2015, cuando declaró que el conjunto monumental nunca había estado en el inventario del Estado, afirmando que “era propiedad de la Iglesia. Pero, es más, la asesoría legal del propio Ayuntamiento de Córdoba, en 2016, emite un informe donde dice que jamás la Catedral ha estado en el inventario, ni del Consejo, antiguamente, ni del Ayuntamiento en época más moderna”.

En la parte final de sus declaraciones, Jiménez Güeto ha valorado que, “al final, con estos mensajes ocultan la incapacidad para gobernar y para generar proyectos de desarrollo y progreso para una ciudad tan entusiasta como Córdoba”. Y ha sentenciado que “no es la Iglesia la que tiene que acatar cosas, primero tendrán que ser las instituciones, en este caso el Ayuntamiento y el Estado, los que demuestren que ellos pueden ser propietarios de este bien. Nosotros estamos muy tranquilos, porque la Iglesia sabe conservar sus bienes y sus fuentes documentales”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here