La gran pantomima del informe de la Mezquita-Catedral


La alcaldesa no adelanta los pasos que se van a dar tras la presentación del informe sobre la propiedad del conjunto monumental

Mezquita
Los miembros de la comisión de la Mezquita-Catedral./Foto: Jesús Caparrós

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha presentado junto a los miembros de la comisión, el informe sobre la titularidad de la Mezquita-Catedral de Córdoba. Un anuncio cargado de ambiguedades, ya que no se han dado plazos ni se ha aclarado cuál de las dos medidas propuestas en el documento se llevarán a cabo. “Era un anhelo del pueblo de Córdoba”, ha afirmado la regidora. Y ha resaltado el esfuerzo desinteresado de los miembros de la comisión. “había que buscar la fórmula para no caer en una irresponsabilidad”
Alejandro García Sanjuan ha mostrado su gratitud al Ayuntamiento y a la alcaldesa haber formado parte de la comisión. Y ha detallado que el informe tiene dos partes. Histórica y jurídica. Sobre el primer apartado ha repasado la época musulmana, reconociendo que era un símbolo del “poder Omeya”. Una situación que, con la llegada de Fernando III “se mantiene muy vinculada a la Monarquía y al Cabildo Municipal”, negando -sin más explicación, que la Mezquita haya estado vinculada a la Iglesia y al Cabildo Catedral.
Juan Bautista Carpio ha añadido que “hemos podido constatar la vinculación al poder estatal y la relación muy directa del edificio con la población cordobesa y la autoridad municipal”. No obstante, ha reconocido que el Ayuntamiento “nunca ha suido propietario”. Y ha destacado que “el edificio siempre ha sido de propiedad estatal”. Sin negar la evidencia del permanente “uso religioso del templo”.
Finalmente, Federico Mayor Zaragoza ha cerrado el turno de intervenciones, mostrando su admiración por García Sanjuan y Carpio. Y ha recordado que la propuesta de declarar a la Mezquita-Catedral Patrimonio de la Humanidad fue elevada a la Unesco por el Ayuntamiento (un hecho que, evidentemente, no es una prueba de propiedad). Además, Mayor Zaragoza ha hablado de sí mismo, para gloriarse de su etapa al frente de la Unesco, cuando se amplió la Declaración al Casco Histórico.
“La propiedad de la Mezquita-Catedral nunca ha sido de la Iglesia Católica”, ha afirmado Mayor Zaragoza, quien -acto seguido- ha arremetido contra la Ley Hipotecaria. En este sentido, ha señalado que “la Iglesia inscribió mal la Mezquita-Catedral”. Asegurando que la “inmatriculación es indebida”, para proponer que el Ayuntamiento acuda al Tribunal Constitucional o, “si esto no se hiciera, podría emprender las vías legales ordinarias. Quiero subrayar especialmente, por lo que yo he podido hacer en su momento por la Mezquita-Catedral con la declaración de excepcionalidad, que el informe ha servido para que, por fin la Mezquita-Catedral tenga unas condiciones adecuadas de mantenimiento, etc.” Y ha propuesto la creación de un Patronato en que, casi como medida de gracia, estuviera también representado el Cabildo.
¿Qué hará el Ayuntamiento?
“Al Ayuntamiento le corresponde valorar y estudiar el informe”, ha señalado Ambrosio, eludiendo pronunciarse obre los pasos qué darán. Y ha pedido que se le den “unos días y se le elevará al Gobierno de España y al de Andalucía”.
Mientras que Carpio se ha apoyado en los “indicios”, para asegurar la solidez de su tesis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here