El complicado empeño del Gobierno por hacerse con la Mezquita-Catedral


En 2014 ya dijo el Ejecutivo que “no ha resultado indicio alguno de que dicho inmueble pudiese ser de titularidad de la Administración General del Estado”

El Gobierno de Pedro Sánchez se ha pronunciado por primera vez sobre el intento de algunas instituciones de arrebatar a la Iglesia la propiedad de la Mezquita Catedral para que pase a ser “de dominio público” sin especificarse en manos de qué institución. En esta ocasión, el Ejecutivo destaca el artículo 132.1 de la Constitución Española que “consagra los principios de inalienabilidad, imprescriptibilidad e inembargabilidad de los bienes de dominio público”; es decir, de toda aquella propiedad de la que se pueda demostrar que pertenece a alguna Administración.

Mihrab de la Mezquita-Catedral.
Mihrab de la Mezquita-Catedral. /Foto. LVC

Ante esta respuesta, el diputado socialista por Córdoba Antonio Hurtado, en declaraciones a Europa Press, ha afirmado que una vez el Ministerio de Justicia haga público el listado de bienes inmatriculados por la Iglesia se va a demostrar que templos como la Mezquita-Catedral o la Seo de Zaragoza “son bienes de dominio público y no se tenían que haber inscrito nunca”. Además, este parlamentario del PSOE ha añadido que con este listado “se verá que ha habido connivencia en determinados Registros de la Propiedad”, entre los que incluye a los de Córdoba.
El Ejecutivo señala en su respuesta que “de acuerdo con lo establecido en el Reglamento General de la Ley 33/2003, de 3 de noviembre, del Patrimonio de las Administraciones Públicas, aprobado por Real Decreto 1373/2009, de 28 de agosto, correspondería a la Dirección General de Patrimonio del Estado y no al Ministerio de Justicia decidir si al Estado le corresponde algún derecho sobre dichos inmuebles, siempre sometido todo ello al derecho a la tutela judicial efectiva”. En dicha respuesta parlamentaria se obvia que esa Dirección General del Patrimonio ya se ha pronunciado sobre este caso concreto de la Mezquita-Catedral. Fue en mayo de 2014 cuando afirmó en un informe que “no ha resultado indicio alguno de que dicho inmueble pudiese ser de titularidad de la Administración General del Estado”, por lo que tampoco es un bien público. En similares términos se pronunció también la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento de Córdoba, cuando en otro informe expuso que el templo nunca ha figurado en lo inventarios municipales como propiedad del Ayuntamiento, por lo que cualquier reclamación sobre su propiedad está abocada al fracaso en los tribunales. Aunque la alcaldesa, Isabel Ambrosio, ha evitado pronunciarse sobre esta cuestión, su primer teniente de alcalde, Pedro García, si ha anunciado que irá a los tribunales con las conclusiones de la comisión presidida por Federico Mayor Zaragoza para quitar a la Iglesia la titularidad sobre la Mezquita-Catedral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here