“Es una labor de mantenimiento crucial para la buena salud del edificio”


catedral
Conjunto Monumental Mezquita-Catedral./Foto: LVC

El Conjunto Monumental Mezquita-Catedral de Córdoba goza de muy buena salud, gracias a la continua y escrupulosa labor de mantenimiento que, de forma continuada, lleva a cabo el Cabildo Catedralicio. La misma ha proseguido esta semana con el comienzo de las obras en las naves 1 y 2 de la Mezquita-Catedral. Unos trabajos que, como explica el arquitecto encargado de la conservación del monumento, Sebastián Herrero, “están encaminados a la mejora de la parte cubierta del templo correspondiente a la zona aledaña al muro oriental”.
Herrero ha subrayado que “es una labor de mantenimiento crucial para mantener la buena salud del edificio. Y ha detallado que “dicha obra consiste en recuperar las impermeabilidades de las naves reforzando las cerchas”. Es, por lo tanto, una obra correspondiente a las cubiertas, es decir, no se está actuando sobre la techumbre ni sobre las vigas, porque, además, en esta zona no hay vigas sino bóvedas encamonadas”, ha recalcado el arquitecto. De tal forma que, así, se conserva el sistema constructivo original.
Las obras durarán entre cuatro y cinco meses y no afectarán a la visita. Se trabajará simplemente en cubiertas acotando, por seguridad, pequeñas zonas del interior del templo. Mientras que el presupuesto asignado se halla en torno a los 400.000 euros, que serán costeados íntegramente por el Cabildo Catedral de Córdoba.