La alerta naranja se despide con 41,7 grados en Montoro y 41 en la capital


La máxima que prevé la Aemet para mañana en la capital es de 38 grados, como inicio de una bajada del calor hasta final de semana

El episodio de alerta naranja vivido hoy en la zona central de la provincia cordobesa se ha saldado con las dos temperaturas más altas de España. En el observatorio de Montoro se han registrado 71,7 grados a las 15:40, mientras en la capital han marcado 40 grados los termómetros a las 17:50. Priego de Córdoba ha quedado hoy en quinta posición, con 40,3 grados a las 15:30.

calor Córdoba temperaturas
Turistas aguantan el calor en el Puente Romano. /Foto: Eloy Moreno

Los 41 grados del lunes en Córdoba bajarán a 38 para mañana, según la última predicción de la Aemet. Miércoles y jueves se registrarán 37 grados antes de una ligera subida que se espera para los últimos días de la semana en donde la capital volverá a los 39 grados.

Emergencias 112 Andalucía ofrece a la ciudadanía una serie de consejos y recomendaciones para intentar evitar los riesgos asociadas a las altas temperaturas. Es importante, en estos días de calor, intentar no salir a la calle en las horas centrales del día y no realizar actividades físicas o esfuerzos a los que no estemos acostumbrados. Cuando salgamos, es recomendable protegernos con una gorra o un sombrero y no olvidar las gafas de sol, la crema solar y una botella de agua. Llevaremos ropa holgada, de tejidos finos y colores claros.
La hidratación siempre es importante, pero más en estos días, en los que hay que beber abundante agua y evitar las bebidas alcohólicas, que lejos de hidratarnos van a conseguir el efecto contrario. A los niños, los ancianos y los enfermos crónicos, hay que ofrecerles agua de forma constante, ya que no suelen presentar sensación de sed. En ningún caso dejaremos a nadie, tampoco a las mascotas, en el interior de un vehículo cerrado, ni siquiera por un momento.
Se aconseja ventilar la casa a primera o a última hora del día y mantener cerradas las ventanas y persianas que estén expuestas al sol; siempre que sea posible usaremos el aire acondicionado o el ventilador y, en caso de no disponer, permaneceremos en las estancias más frescas de la vivienda.
La alimentación más recomendable durante estas jornadas de calor es la basada en comidas frescas y ligeras, sobre todo las elaboradas con frutas y verduras. Hay que evitar las comidas copiosas y calientes, que harán las digestiones más pesadas. Es muy importante respetar la cadena de frío a la hora de conservar los alimentos y no consumir comida que haya estado expuesta al sol durante largo tiempo. Para los más pequeños de la casa, se deben preparar los biberones en el momento en el que vayan a ser consumidos.
En caso de cualquier emergencia, llamar siempre al teléfono 1-1-2, un servicio público, gratuito, disponible las 24 horas, los 365 días del año.